Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Obama se debilita rápidamente frente a Putin y a Xi; de ahí la amenaza de guerra nuclear

26 de octubre de 2016
El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el Presidente de China, Xi Jinping, en pláticas el 15 de octubre, en Benaulim, India. [en.kremlin.ru]

26 de octubre de 2016 — ¿Estás dispuesto realmente a apostar tu vida a que Barack Obama no va a iniciar una guerra contra Rusia (o China) en los tres meses que le quedan? El único modo de garantizar que no lo haga, es mediante una fuerte movilización bipartidista para detenerlo, obligarlo a dejar el puesto, y empezar una rápida reconstrucción de nuestra economía arruinada, en base a los principios de Alexander Hamilton. Eso va a llevar a Estados Unidos hacia un cooperación económica productiva, y a la colaboración en el espacio, con las potencias asiáticas con las que Obama ha estado tratando de provocar una guerra.

Ese objetivo, y no los lamentables candidatos que compiten para suceder a Obama en el cargo, debe ser el foco de nuestra concentración.

La presión enorme obvia sobre Obama de parte de la monarquía británica y los gobiernos conservadores aliados, para que imponga represalias en Siria contra la exitosa intervención de Vladimir Putin ahí, ha desatado ya peleas al interior de la Casa Blanca de Obama en torno a sus planes bélicos.

Es claro que Obama quisiera abatir a Putin, y tiene el mismo ánimo hacia el Presidente Xi de China, pero es incapaz de hacer nada al respecto, excepto una guerra que se volvería rápidamente en una en que nadie sobreviviría. Pero tiene asesores y miembros de su gabinete, y sobre todo los británicos, que le dicen "corre el riesgo".

Putin, con el firme respaldo de China e India, está al frente en términos de ponerle fin a la "guerra perpetua" en el Sudoeste de Asia. El programa económico de Xi en el que "todos ganan" ha dejado a Obama sin aliados en Asia, ni para su guerra comercial ni para su guerra en el Mar de China Meridional.

Obama se rehúsa a unirse a Putin o a Xi; ni en negociaciones de paz, ni en el combate al terrorismo, ni en la construcción de los nuevos corredores de infraestructura ni en la exploración del espacio.

Lyndon LaRouche resumió la cuestión de la siguiente manera: Putin y Xi, en particular Putin, están al mando; de ahí que Obama pretende lanzar una guerra total contra ellos. Y Putin no dejará que eso suceda en los términos en que Obama lo piensa. "No puede haber componendas con esto, o relajarse ante la amenaza; y ha habido un relajamiento al respecto", dijo LaRouche. "Acaben con Obama, porque tenemos que salvar a la nación, salvar a la civilización".

Fuentes experimentadas en Washington dicen que Obama está sumamente debilitado debido a la explosión del programa de seguros médicos del Obamacare y por el fracaso de la legislación Dodd-Frank para detener el constante comportamiento criminal de los banqueros de Wall Street. Su presidencia está marcada por guerras constantes, infructuosas o verdaderamente desastrosas. La epidemia de drogas y suicidios ha golpeado a 50 estados de la unión americana, y se ha convertido en la preocupación número uno en muchos de ellos; y para decirlo de manera caritativa, Obama no ha hecho nada al respecto.

Es por eso que el más peligroso de los dos candidatos presidenciales principales sigue siendo Barack Obama. Este no es momento de reducir la presión contra Obama cuando su "búsqueda de un legado" nos puede matar a todos.

La prioridad para Estados Unidos sigue siendo un movimiento bipartidista para quitarle a Obama las capacidades militares del país; y de tomar las riendas de la recuperación económica con las "Cuatro Leyes" de Lyndon LaRouche, basadas en los principios de Hamilton.

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


El Shenzhou-11 acoplado al módulo Tiangon-2 envía fotos asombrosas

25 de octubre de 2016 — El programa espacial de China dio a conocer fotografías asombrosas el lunes 24, desde la cápsula tripulada Shenzhou-11 acoplada al laboratorio orbital Tiangong-2, tomadas por un satélite acompañante muy pequeño de tecnología avanzada, al cual el módulo Tiangong-2 soltó para poner en órbita. El satélite Banxing-2 vuela cerca del Tiangong-2, conectado al Shenzhou-11, y desde una distancia de tan solo 10 metros, el pequeño satélite, del tamaño de una impresora, ha enviado sus primeras 300 fotos, informó CCTV.

Banxing-2 tiene una cámara de alta resolución, que va a estar monitoreando el estado de la nave espacial, y también vigilará para detectar cualquier amenaza orbital de desechos. Su cámara infrarroja monitoreará el estado del laboratorio espacial, explicó el jefe de ingenieros del programa satelital, Chin Hongyu.

"Como si fuera una enfermera privada del Tiangong-2 y el Shenzhou-11, el satélite acompañante monitoreará sus condiciones todo el tiempo, lo que ayudará a detectar fallas". El pequeño satélite es capaz de controlar y cambiar su órbita, procesar tareas y transmitir la información a alta velocidad a los controles de la misión, y obtiene energía de sus tres paneles solares. Sus predecesores acompañaron a la misión Shenzhou-7 en el 2008. El modelo nuevo es más pequeño, con una capacidad mayor.

En una configuración similar, con el acoplamiento de la nave espacial Shuttle con la estación espacial Mir de Rusia a fines de los 1990, cuando la nave espacial tripulada Soyuz dejó la estación para regresar a Tierra, la tripulación pudo mirar el complejo orbital atrás y tomó fotografías asombrosas del orbitador Shuttle y el Mir.

La misión prosigue conforme a lo planeado. Los chinos, confiados en su éxito, ya están circulando una serie de estampillas postales nuevas, solo unos días después de que se iniciara la misión, con los retratos de los dos miembros de la tripulación. Otra estampilla contiene un parche de la misión y otro una imagen de las dos naves espaciales acopladas.



El castillo de naipes del Obamacare se colapsa sobre el asesino Obama

26 de octubre de 2016 — Este fin de semana pasado se hizo patente qué tan indiferente es Barack Obama al aumento de las muertes causadas por la epidemia de opiáceos y la adicción a la heroína en Estados Unidos, cuando detuvo las medidas establecidas para tomarse en contra de los distribuidores farmacéuticos que inundan con miles de millones de dólares de píldoras de opiáceos a las farmacias y al mercado negro. La estrategia del gobierno de Obama, informó el Washington Post con muchos detalles, es de "trabajar con" los grandes distribuidores de fármacos y las grandes compañías farmacéuticas, para encontrar formas "más saludables" de opiáceos.

Ahora, el otro plan grande en el que Obama trabajó hombro a hombro con las grandes farmacéuticas, su programa de seguros médicos (el Obamacare), está golpeando muy duro a los estadounidenses en su nivel de vida, y ya se reconoce casi universalmente que es un fracaso.

Los "titulares de las noticias" a dos semanas del día de las elecciones presidenciales, dicen que la póliza del plan promedio del seguro médico del Obamacare aumentará en un 25% en todo el país a partir del 2017, según lo anunció oficialmente el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos. En comparación, el año pasado el aumento fue de un 7.5%.

Este 25% será la base para elevar el subsidio en crédito fiscal que los estadounidenses reciben para pagar sus pólizas. El gobierno está impulsando con gran desespero la idea de que las pólizas del Obamacare seguirán siendo económicamente asequibles, cosa que ya es un chiste malo incluso si la cobertura de esas pólizas no fuera cada vez menor.

Pero de hecho, un mapa y un informe que fue publicado por el diario USA Today muestra que ya 13 estados aprobaron hacer aumentos de más de 30%, y unos 21 estados ya aprobaron aumentos individuales a la pólizas de 20% o más, como promedio a todo el estado en el 2017. Illinois es el estado que más recientemente aprobó para el 2017 un aumento del 50% para los planes más económicos bronce, plata y oro. Cuatro de estos estados aprobaron aumentos promedios de 50 a 75%.

Entonces, millones de estadounidenses serán saqueados totalmente por esta subida de las pólizas, tengan o no subsidio de crédito fiscal.

En otros cinco estados hay aseguradoras que piden aumentos promedios de más de un 20%, aunque todavía no se ha aprobado.

"El castillo de naipes del Obamacare se colapsa" fue el titular típico en el New York Daily News.



Santos en consultas con la reina Isabel sobre la "paz" para la legalización de las drogas

25 de octubre de 2016 — El Palacio de Buckingham y la Presidencia de Colombia anunciaron la semana pasada que el Presidente Juan Manuel Santos ha sido invitado por la reina en visita de Estado oficial del 1 al 3 de noviembre, la primera de este tipo para un Presidente colombiano. ¿El objeto de la visita? Salvar el acuerdo de "paz" con el cartel narcotraficante de las FARC que la población colombiana rechazó en las casillas de votación el 2 de octubre.

La monarquía británica, en su calidad de principal patrocinadora del comercio mundial de drogas por siglos, ha tenido que salir al paso dando la cara para salvar "el acuerdo de paz" diseñado y negociado bajo la supervisión de Barack Obama y Tony Blair que se suponía iba a ser un paso gigantesco adelante en el restablecimiento del tráfico de drogas "legal", como lo fue en la época de esplendor de las Guerras del Opio británicas. En el proceso, el gobierno de Colombia, el sistema judicial, las fuerzas armadas y la economía de Colombia serían cogobernadas junto con las FARC; a lo que los colombianos dijeron no.

Santos y su esposa se van a quedar en el Palacio de Buckingham como invitados de la reina Isabel y su virus real, el príncipe Felipe. Como parte de las ceremonias y las reuniones de planificación organizadas para este viaje está la reunión con los embajadores de siete naciones europeas que respaldan el fallido acuerdo de "paz"; un discurso ante parlamentarios e invitados en el Salón Robing; té con el príncipe Carlos y la Duquesa de Cornwall; una cena de Estado en el Palacio de Buckingham con discursos de Su Majestad y el Presidente; una visita a la Escuela de Economía de Londres (su alma mater); desayuno en el Palacio de Buckinghan con dirigentes empresariales británicos; comida con la primer ministro Theresa May en la residencia oficial No. 10 Downing Street; "un banquete en Guildhall ofrecido por el Lord Alcalde, Lord Mountevans y la Corporación City de Londres".

Santos visitará después el norte de Irlanda para intercambiar puntos de vista sobre "los procesos después de un conflicto".