Santos en consultas con la reina Isabel sobre la "paz" para la legalización de las drogas

26 de octubre de 2016

25 de octubre de 2016 — El Palacio de Buckingham y la Presidencia de Colombia anunciaron la semana pasada que el Presidente Juan Manuel Santos ha sido invitado por la reina en visita de Estado oficial del 1 al 3 de noviembre, la primera de este tipo para un Presidente colombiano. ¿El objeto de la visita? Salvar el acuerdo de "paz" con el cartel narcotraficante de las FARC que la población colombiana rechazó en las casillas de votación el 2 de octubre.

La monarquía británica, en su calidad de principal patrocinadora del comercio mundial de drogas por siglos, ha tenido que salir al paso dando la cara para salvar "el acuerdo de paz" diseñado y negociado bajo la supervisión de Barack Obama y Tony Blair que se suponía iba a ser un paso gigantesco adelante en el restablecimiento del tráfico de drogas "legal", como lo fue en la época de esplendor de las Guerras del Opio británicas. En el proceso, el gobierno de Colombia, el sistema judicial, las fuerzas armadas y la economía de Colombia serían cogobernadas junto con las FARC; a lo que los colombianos dijeron no.

Santos y su esposa se van a quedar en el Palacio de Buckingham como invitados de la reina Isabel y su virus real, el príncipe Felipe. Como parte de las ceremonias y las reuniones de planificación organizadas para este viaje está la reunión con los embajadores de siete naciones europeas que respaldan el fallido acuerdo de "paz"; un discurso ante parlamentarios e invitados en el Salón Robing; té con el príncipe Carlos y la Duquesa de Cornwall; una cena de Estado en el Palacio de Buckingham con discursos de Su Majestad y el Presidente; una visita a la Escuela de Economía de Londres (su alma mater); desayuno en el Palacio de Buckinghan con dirigentes empresariales británicos; comida con la primer ministro Theresa May en la residencia oficial No. 10 Downing Street; "un banquete en Guildhall ofrecido por el Lord Alcalde, Lord Mountevans y la Corporación City de Londres".

Santos visitará después el norte de Irlanda para intercambiar puntos de vista sobre "los procesos después de un conflicto".