Comisión de la ONU aprueba resolución que prohíbe a nivel global las armas nucleares

4 de noviembre de 2016

4 de noviembre de 2016 — La Primera Comisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que trata temas sobre desarme y seguridad internacional, aprobó el 27 de octubre con 123 votos a favor, 38 en contra y 16 abstenciones, una resolución que manda el inicio de las negociaciones para llegar a "un instrumento legal de prohibición de las armas nucleares, en búsqueda de su eliminación total". Por supuesto, de las 9 naciones que tienen capacidad nuclear, todas votaron no a la resolución con la excepción de China, que se abstuvo, y Corea del Norte que votó "si". Aunque en esencia esto no tiene mayor importancia en términos de la definición de políticas, la acción demuestra que crece el temor a una guerra nuclear.

Joe Cirincione, director ejecutivo de Ploughshares Fund, informó en el Huffington Post después de la votación, que la oposición del gobierno de Obama a la resolución había sido "violenta". Que hicieron lobby en todas las naciones, en especial los países aliados, para que votaran no.

"¿Cómo puede un Estado que depende de las armas nucleares para su seguridad de ninguna manera unirse a una negociación que implica la estigmatización y eliminación de estas?", argumentó el embajador Robert Wood, representante especial de Estados Unidos ante la Comisión de Desarme de las Naciones Unidas en Ginebra.

En un informe que fue publicado en el Bulletin of the Atomic Scientists (Boletín de los Científicos Atómicos) el 2 de noviembre, Cirincione traza el cambio de punto de vista de los Presidentes de Estados Unidos, apartándose de la eliminación de las armas nucleares (al menos por medio de su reducción), hasta G.W. Bush, quien cambió el enfoque al respecto de las armas mismas, a enfocarlo en quiénes las poseen.

"El era de la opinión de la eliminación de regímenes en vez de armas", escribe Cirincione. "El creía que Estados Unidos podían determinar que países eran suficientemente responsables para tener armas nucleares, y cuáles no lo eran. El poder estadounidense, no acuerdos multilaterales, impondrían ese juicio".

La resolución pide dos rondas de negociaciones sobre el tratado de prohibición global, la primera en marzo del 2017, y la segunda en junio y julio del 2017. Se espera que la Asamblea General de la ONU en pleno lleve a cabo un votación de esta resolución en diciembre del 2017.