Fuerte presión de Obama para meter su TPP; la campaña la encabeza Froman de Citibank

4 de noviembre de 2016

3 de noviembre de 2016 — El Wall Street Journal informó el 2 de noviembre, evidentemente tomada de una entrevista hecha al Representante Comercial de EU, Michael Froman, que el Presidente Obama sigue presionando con todo para tratar de que se apruebe su "acuerdo comercial" Asociación Transpacífica (TPP por siglas en inglés) en las sesiones finales del Congreso en noviembre-diciembre. Realmente el TPP de Obama no es un acuerdo de libre comercio en lo absoluto sino que es una carta blanca a los bancos y las corporaciones multinacionales para que puedan cambiar las leyes nacionales, o para garantizar su inmunidad contra las leyes nacionales que deberían regularlos. Lo más oneroso es que el TPP les concede a los gigantes farmacéuticos una protección de patentes eterna en contra de la competencia, y el "Mecanismo de Resolución Inversionista-Estado" que le permitiría a las multinacionales poner quejas ante paneles internacionales de abogados corporativos, para hacer que anulen leyes nacionales (como por ejemplo, la ley Glass-Steagall).

En un intento por tratar de imponer el TPP en la última parte de su maligno "legado", Obama está confiando especialmente en los republicanos. El Journal destaca que la fuerte oposición de Donald Trump al TPP ha hecho que una docena de republicanos que votaron a favor de darle la autoridad de la "vía rápida" a Obama para llevarlo a cabo, ahora votaron en contra del TPP. Froman, quien encabeza la embestida, sostiene que ya se ha reunido con más de 100 republicanos representantes y senadores; Obama está sosteniendo reuniones entrecruzadas. Aparte del argumento cansón de Obama, de "bloquear la influencia de China", se le está agregando la insistencia de que tienen que aprobar el TPP antes de que Trump o Clinton tengan la oportunidad de destruirlo.

Froman era el ejecutivo más encumbrado del Citibank en el 2008, encargado de proponer y examinar una buena parte de los nombramientos del primer gabinete de Obama. Las revelaciones de Wikileaks de los correos electrónicos hackeados a John Podesta, muestran que Robert Rubin, el actual Secretario del Tesoro Jacob Lew y Froman, dominaron el proceso de transición de Obama, cuando los tres eran los que todavía tomaban las decisiones en el Citigroup, manejando el banco que había destruido la Glass-Steagall y después se destruyó a sí mismo. Como Presidente del FDIC, Sheila Bair escribió en su último libro: "Si se quiere hacer una lista definitiva de todas las políticas erradas que han llevado a la crisis, todo lo que se tiene que hacer es ver las estrategias financieras del Citi".