La Glass-Steagall en su cabeza

10 de noviembre de 2016

9 de noviembre de 2016 — En vísperas de las elecciones en Estados Unidos, el diario británico International Business Times UK amenazó que el apoyo de Donald Trump a la restauración de la ley Glass-Steagall es uno de los "motivos" por los que un triunfo de Trump "le podría costar a la economía estadounidense unos $2 billones de dólares. Los bancos estadounidenses se verían bajo presión luego de una victoria de Trump, dado que los republicanos han prometido reinstituir la Ley Glass-Steagall... Irónicamente, esa posición está muy cercana a las opiniones del demócrata radical Bernie Sanders", se quejó el IBK.

Por su parte, la revista American Banker (AB) muestra su preocupación porque, incluso en el caso de que ganase Hillary Clinton, la Glass-Steagall podría estar en el orden del día si los demócratas ganan una mayoría en el Senado.

"Si los demócratas reclaman una mayoría en el Senado, en el próximo Congreso [Elizabeth] Warren gozará de una posición de mucho poder en la Comisión Bancaria del Senado, la cual es muy probable que presida el senador Sherrod Brown de Ohio. Brown utilizaría probablemente su liderato de la Comisión Bancaria para mantener bajo control a un gobierno de Clinton con relación a temas de comercio internacional. Por el otro lado, Warren tomaría la delantera probablemente para empujar a Clinton a la izquierda en temas bancarios", publicó AB el 7 de noviembre. La gran diferencia que señala entre Clinton y Warren con relación a los bancos, es "el apoyo de Warren a la Glass-Steagall", la cual Clinton "no ha respaldado todavía... Los banqueros podrían terminar apoyando a Clinton como forma de controlar los intentos de la senadora Warren para seguir impulsando más regulaciones" para la banca.