Avanza APEC planes de la propuesta de China para la Zona de Libre Comercio del Asia-Pacífico

23 de noviembre de 2016

22 de noviembre de 2016 — En la “Declaración de los líderes de 2016” que se emitió al final de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) que se realizó en Lima, Perú, el pasado fin de semana, los jefes de Estado reiteran su “compromiso a la realización eventual de la Zona de Libre Comercio del Asia-Pacífico (ZLCAP, por sus siglas en inglés) como un instrumento importante para profundizar más en los planes regionales de integración económica de la APEC”, y que “se da instrucciones a los funcionarios para que se implemente la Declaración de Lima sobre la ZLCAP”. Se tienen que formular los programas de trabajo que lleven a la realización de la ZLCAP, y se espera que hayan informes regulares sobre el avance en la implementación de estos programas, dice la declaración final; “instruimos a nuestros funcionarios para que consideren los pasos siguientes a tomar que lleven hacia una realización eventual de la ZLCAP”.

El Presidente de China, Xi Jinping, en su discurso del sábado 19, exhortó a sus homólogos jefes de Estado en la Cumbre de la APEC, a que aceleraran los pasos hacia la ZLCAP, dada la debilidad en que se encuentra la economía mundial.

La idea de una ZLCAP, que unifique la miríada de acuerdos de comercio bilaterales y multilaterales entre los países del Asia-Pacífico, (Xinhua enumera 160 acuerdos diferentes para finales del 2015), se remonta al 2006. Pero China ha asumido el liderato al impulsarlo más adelante, en particular en los últimos dos años. A diferencia del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP en sus siglas en inglés) de Obama, que fue diseñado explícitamente para excluir a China, la ZLCAP incluirá a todas las naciones de la región del Asia-Pacífico que deseen unirse. Y el concepto que tiene China de la ZLCAP es el de facilitar el comercio para fomentar el desarrollo de la economía física de las naciones que participen, no el beneficio de la dictadura de las corporaciones bancarias como en el TPP de Obama.

El TPP ya difunto de Obama, ni siquiera se mencionó en la Declaración final principal, sino que fue relegada a un pequeño comentario en el anexo de la Declaración de Lima sobre la ZLCAP, en la que se exhorta a que el TPP sea “incluyente” y “transparente”.

La fanfarronería de Obama en Lima, durante la cumbre, enfureció a sus anfitriones peruanos y a los miembros de la delegación de empresarios de Estados Unidos que estaban allí presentes. Obama ni se preocupó por dirigirse a la cumbre de ninguna manera, sino que fue a dar un discurso en una reunión de “jóvenes” en la Universidad Católica, y que la TV peruana cubrió ampliamente, e invitó a su propia rueda de prensa justo después de la conferencia de prensa con la que los otros Jefes de Estado culminaron la cumbre. En su conferencia de Prensa Obama dio a conocer a cualquiera que lo quisiera escuchar cómo quiere él que se comporte el Partido Demócrata, Trump o cualquier otra persona en el mundo.