Gabbard sorprende a la élite gobernante; se reúne con Trump y hablan sobre Siria

23 de noviembre de 2016

22 de noviembre de 2016 — La representante Tulsi Gabbard (demócrata por Hawái), quién combatió en Iraq en dos oportunidades, antes de hacer campaña para el Congreso de Estados Unidos, se reunió con el Presidente electo Donald Trump para analizar la política de Estados Unidos sobre Siria, y para abordar otros temas de política de relaciones exteriores. Gabbard, quien se opone de manera franca a la política de guerras perpetuas, es una firme defensora de la Glass-Steagall, y respaldó a Bernie Sanders en su campaña de las primarias, y renunció a su cargo en el Comité Nacional Demócrata como protesta por los dictámenes de la CDN respecto a Hillary Clinton. La reunión con Trump desató en toda la prensa de la casta gobernante una enorme cantidad de comentarios. ABC News informó que a la congresista “la están considerando para ocupar el puesto de Secretaria de Estado, Secretaria de Defensa, o Embajadora ante las Naciones Unidas”.

Luego de la reunión con Trump, ella publicó la declaración que sigue en su página electrónica:

“El Presidente electo Trump me pidió que nos reuniéramos para hablar sobre nuestra política actual respecto a Siria, nuestra guerra contra los grupos terroristas de Al-Qaeda y el Estado Islámico (EIIS), así como también sobre otros desafíos de política extrajera que enfrentamos. Yo consideré que era importante aprovechar la oportunidad de reunirme con el Presidente electo ahora, antes de que los tambores de guerra que los neoconservadores han estado tocando nos arrastren hacia mayores acciones para derrocar al gobierno de Siria; en una guerra que ya ha costado cientos de miles de vidas y ha forzado a millones de refugiados a escapar de sus hogares en búsqueda de seguridad para ellos y sus familias.

“En tanto que las reglas de los intereses políticos establecen que yo debía haber rechazado tal oportunidad de reunirme con el Presidente electo Trump, yo nunca he hecho ni haré política con la vida de los estadounidenses y de los sirios.

“Representar a los hawaianos y a nuestra nación es un honor y una responsabilidad que no tomo a la ligera. Al representar el espíritu de aloha y la diversidad del pueblo de Hawái, seguiré buscando puntos de coincidencia para lograr resultados que beneficien de la mejor manera a los estadounidenses, tal y como traté de hacer mientras estuve en el Congreso.

“Cuando yo no esté de acuerdo con el Presidente Trump en algún tema, no dudaré en dar a conocer mi desacuerdo. Sin embargo, yo creo que podemos no estar de acuerdo, incluso fuertemente, más sin embargo converger en temas de importancia para los estadounidenses que pueden determinar sus vidas diarias. No podemos permitir que estas divisiones continúen y destruyan a nuestro país.

“El Presidente electo Trump y yo tuvimos una conversación franca y positiva en la cual discutimos a profundidad sobre una variedad de temas de la política de relaciones extranjeras. Le di a conocer la gran preocupación que tengo sobre el avance de la guerra contra Siria si se implementa una llamada zona libre de vuelos, y el efecto desastroso que esto tendría para los sirios, para nuestro país, y para el mundo. Sería la causa de más muertes y sufrimientos, el agravamiento de la crisis de refugiados, el fortalecimiento del EIIS y de Al-Qaeda, y nos llevaría a un conflicto directo con Rusia que podría resultar en una guerra nuclear. Abordamos también mi proyecto de ley para acabar con la guerra ilegal de Estados Unidos para derrocar al gobierno de Siria, y de la necesidad de concentrar nuestros recursos preciosos para reconstruir a nuestro país, y para derrotar a Al-Qaeda, el EIIS, y a otros grupos terrorista que plantean una amenaza a los estadounidenses.

“Por años, la cuestión de acabar con las guerras intervencionistas de cambio de régimen, ha sido una de mis mayores prioridades. Esta fue la razón principal por la cual me lancé para un puesto en el Congreso; yo experimenté de primera mano el costo de la guerra, y de las vidas perdidas como causa de las políticas belicistas intervencionistas que nuestro país ha impulsado ya por demasiado tiempo.

“Déjenme ser muy clara, nunca voy a permitir que el partidismo socave nuestra seguridad nacional cuando las vidas de innumerables personas están en juego”.

http://gabbard.house.gov/index.php/press-releases/655-gabbard-statement-on-meeting-with-president-elect-donald-trump