Estallidos de histeria en Occidente por las victorias del Ejercito Sirio en Alepo

1 de diciembre de 2016

30 de noviembre de 2016 — Los partidarios del cambio de régimen en Siria, encabezados por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, se hallan completamente fuera de sí por las victorias recientes del ejercito sirio sobre los grupos terroristas financiados por Occidente que tenían ocupada la ciudad de Alepo.

El columnista del Washington Post, Josh Rogin (uno de los partidarios de la política de cambio de régimen), informó el 27 de noviembre que Kerry a estado haciendo llamadas telefónicas frecuentes a Sergei Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, con la esperanza frenética de que puedan llegar a algún tipo de acuerdo que detenga la ofensiva del ejército sirio en los distritos controlados por los yijadistas al este de Alepo, solo a cambio de otra promesa de que separarían a la oposición “moderada” del Jabhat al Nusra, que es el grupo de Al Qaeda en Siria.

Funcionarios rusos han confirmado las llamadas de Kerry pero no les dan mucha consideración.

“Este [esfuerzo] podría calificarse de increíble, en términos de que nunca habían habido tantas llamadas telefónicas entre el Secretario de Estado y el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, cuyo foco central fuera discutir una cuestión especifica: Siria”, dijo el asistente presidencial ruso Yuri Ushakov, según informo RT. En el Ministerio de Relaciones Exteriores, el viceministro Sergei Ryabkov, también confirmo que el contacto entre Kerry y Lavrov ha continuado, aunque “la situación ha cambiado en el transcurso de estas consultas y pláticas y directamente en el terreno”, le dijo a los periodistas, según un informe de la agencia rusa Tass. “Por eso es que yo calificaría los alegatos del Washington Post [de que Estados Unidos esta tratando de llegar a un acuerdo con Rusia para levantar el bloqueo sobre Alepo a cambio de separar a los terroristas de la oposición] como ‘las nieves del año pasado’”, dijo.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, está tan preocupado por las “implicaciones” de las victorias de Siria en Alepo, que el martes 29 hizo un llamado para realizar una sesión inmediata del Concejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para discutir la situación en Alepo.

“Más que nunca, necesitamos adoptar medidas urgentes para acabar con las hostilidades y asegurar que la ayuda humanitaria pueda pasar sin obstáculos”, dijo Ayrault en una declaración. Una fuente diplomática francesa añadió que Ayrault y su homólogo alemán, Steimeier, discutirían el caso de Alepo hoy con Lavrov en el marco de la cumbre de Minsk. Steinmeier confirmó esto.

“Creo que vamos a aprovechar las pláticas en Minsk con los funcionarios rusos para asegurar que haya una oportunidad para enviar [a Alepo] ayuda humanitaria en los próximos días”, dijo el día 29.

Ryabkov señaló que, sin embargo, lo que casi ningún medio de comunicación de Occidente o funcionario gubernamental ha reconocido, es que los militares rusos en Siria han estado enviando casi a diario ayuda humanitaria a toda Siria, incluyendo a Alepo, ya por meses.

“Durante las últimas semanas, la parte rusa, prácticamente sola, sin apoyo, ha estado aliviando la situación para los residente de esta ciudad proporcionando ayuda humanitaria apropiada”, dijo Ryabkov.