China Daily: El deceso del TPP implica el ascenso del Acuerdo de Libre Comercio respaldado por China

1 de diciembre de 2016

30 de noviembre de 2016 — Cui Shoujun, director del Centro para Estudios Latinoamericanos e investigador en la Academia Nacional de Desarrollo y Estrategia de la Universidad Renmin de China, escribió un artículo en el China Daily en donde señala que la visita reciente del Presidente Xi Jinping a Iberoamérica le agrega una “nueva dinámica” a las relaciones bilaterales entre China y esos países, en particular luego de que Donald Trump fuera electo como Presidente de Estados Unidos. Muchos piensan que la elección de Trump significa el fin de la Alianza Trans-Pacífica (TPP en sus siglas en inglés) de Obama. “La Zona de Libre Comercio Asia-Pacífico [FTAAP, en sus siglas en inglés] respaldada por Pekín, por otro lado, ha ganado apoyo tanto en la comunidad del Asia-Pacífico, como en los países latinoamericanos”, escribe Cui. “Con el respaldo de una maquinaria económica regional, la FTAAP tiene un potencial enorme para darle otra forma al panorama geopolítico y profundizar las relaciones comerciales entre China y Latinoamérica, que comenzó a florecer luego de que China se convirtiera en miembro de la Organización Mundial del Comercio en el 2001”.

En menos de dos décadas, informa Cui, China se convirtió en el segundo socio comercial más importante y la segunda fuente de inversión más grande para Latinoamérica, en tanto que Latinoamérica es ahora para China el 7mo socio comercial más grande. El comercio bilateral llegó a los $260 mil millones de dólares en el 2014, un aumento de veinte veces respecto al del 2000. “La inversión directa no financiera de China en los países de Latinoamérica llegó a ser de alrededor de $21,500 millones de dólares en el 2015, registrando un aumento anual del 67%, que puede contribuir de modo significativo al desarrollo sustentable en el comercio bilateral”, agrega Cui. “A largo plazo, por lo tanto, la FTAAP puede significar una bonanza económica para los países de Latinoamérica.

“La Declaración de Lima sobre el FTAAP, marca un hito para todas las economías involucradas, en particular para las economías de América Latina, para avanzar en su búsqueda de cooperación económica incluyente”, destaca Cui. “Lima, como dijo el Presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, apunta a ser un centro logístico y un eje comercial que vincularà a América Latina y Asia. Otras economías latinoamericanas que aspiran a liberarse de su dependencia económica, tienen también muy buenos motivos para adherirse también”.