Familias de victimas del 11-S acusan a senadores Graham y McCain de mentir para proteger a terroristas saudíes

4 de diciembre de 2016

3 de diciembre de 2016 — Las Familias y Sobrevivientes del 11-S Unidos por la Justicia contra el Terrorismo, emitieron una declaración el pasado 30 de noviembre, en la que expresan su "oposición firme" a una propuesta de enmienda a la "Ley de Justicia contra los patrocinadores del terrorismo" (JASTA, en sus siglas en inglés) que fue aprobada en septiembre de este año, muy a pesar del veto del Presidente Obama.

El cambio del lenguaje propuesto le agregaría una defensa jurisdiccional específica a favor de Arabia Saudita, con lo cual protegería a los verdaderos perpetradores de los ataques terroristas del 11-S. Las familias de las victimas del 11-S afirman que los senadores Lindsey Graham (republicano por Carolina del Sur) y John McCain (republicano por Arizona) mintieron ante el Senado acerca de el cambio que ellos proponen, y le dieron el falso carácter falso de "advertencia" o aviso preventivo. Este nuevo esfuerzo para llevar a cabo una operación de protección a los saudíes, que la declaración caracteriza de "una traición absoluta", sucede cuando "el reino de Arabia Saudita está haciendo una campaña de cabildeo gigantesca", en la que gastan más de $1.3 millones de dólares al mes en firmas de cabildeo.

Las familias declaran que "tienen el consuelo de que el Presidente electo Donald Trump apoya nuestra causa con firmeza". Él "ha dejado muy en claro su apoyo a la ley JASTA", dice la declaración, y "hay riesgo cero de que el vahya apoyar este tipo de puñalada trapera a las familias del 11-S", dijo la líder de la organización Terry Strada.