Perspetivas de Helga Zepp-LaRouche para el nuevo año: Optimismo de que el nuevo paradigma se pude realizar en 2017

2 de enero de 2017

2 de enero de 2017 — Helga Zepp-LaRouche escribió el saludo de Año Nuevo en el portal electrónico del partido político alemán que ella fundó y dirige, el Movimietno Solidaridad de los Derechos Civiles, o Büso, por sus siglas en alemán (Bürgerrichtsbewegung Solidarität). http://www.bueso.de/node/8890

Las buenas nuevas, señala Helga Zepp-LaRouche en su análisis del 31 de diciembre de 2016, es que en 2017 “se van a derramar muchas tendencias positivas sobre todo en Europa, e incluso en Alemania”. En el transcurso del nuevo año llegará a hacerse obvio que “la reorientación estratégica de la mayoría de nuestro planeta se definirá por la dinámica de la Nueva Ruta de la Seda, y de este modo, de un nuevo orden económico mundial que le dará prioridad al bien común y a la superación del subdesarrollo, y no a las ganancias de los especuladores”

Esa dinámica se consolidará en dos cumbres importantes que China está organizando, señala Zepp-LaRouche, en donde se demostrará de nuevo el tremendo atractivo que tiene el modelo económico de cooperación en la que todos ganan (y no que unos ganan, y otros pierden).

Además, el Presidente Vladimir Putin de Rusia, a través de la intervención militar rusa en Siria, “transformó de manera brillante la situación en el Oriente Medio”, e interrumpió “la aparentemente eterna serie de guerras basadas en mentiras”, que se han emprendido desde el 11-S de 2001. La situación creada gracias a Rusia ha sentado las bases para iniciar verdaderas negociaciones de paz y para llevar a cabo un programa de reconstrucción para todo el Sudoeste de Asia, el cual debería ser la propuesta que hizo el Instituto Schiller desde 2012 para extender la Nueva Ruta de la Seda hacia el Oriente Medio.

Aunque el gobierno de Obama todavía tiene tres semanas “para lanzar más explosivos diplomáticos”, parece que Donald Trump tiene el propósito de mejorar las relaciones con Moscú, señala Helga Zepp-LaRouche. Trump ha prometido también invertir $1 billón de dólares para modernizar la infraestructura de Estados Unidos y para crear nuevos empleos para la población. Para ello, Estados Unidos debe de colaborar con China para su beneficio mutuo.

Sobre las perspectivas para Europa, Zepp-LaRouche señala que François Fillon puede ganar la elección presidencial en Francia en mayo próximo, en cuyo caso Francia suspendería las sanciones contra Rusia. El gobierno austríaco, que asume este año la presidencia de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) en enero, ha anunciado una intención similar, mientras que el director del Foro Económico Mundial, Philipp Rössler, ha hecho un exhorto a la Unión Europea (UE) para que reanude las relaciones con Rusia. “Si la Canciller Merkel se quiere aferrar a su apoyo a las sanciones, las cuales ella misma tramó en la mini cumbre con el políticamente derrotado Presidente Obama, se va a volver muy solitario su entorno”. Luego de los cambios tectónicos que han ocurrido en la constelación estratégica que se espera para 2017, además de otros imponderables, tales como la crisis financiera y bancaria, “es sumamente dudoso que la UE siga existiendo en su forma actual y que Merkel sea reelecta” en septiembre próximo.

“El Movimiento Solidaridad de los Derechos Civiles participará en estas elecciones para el parlamento alemán, el Bundestag, con la única plataforma que ofrece una verdadera respuesta a la crisis de refugiados: Alemania, junto con Rusia, China, India, Japón, y quizás con Estados Unidos, deben formar parte de programas de reconstrucción a gran escala para el Medio Oriente y para África. Nosotros hemos planteado planes concretos en el informe ‘La Nueva Ruta de la Seda se vuelve el Puente Terrestre Mundial’, el cual ha sido adoptado ya en varios países como la base de sus programas para el desarrollo del Sudoeste de Asia y el continente africano”.

En cuanto a la señora Merkel, la señora Zepp-LaRouche señala que en muchas ocasiones ella ha cambiado abruptamente sus políticas en el pasado, aunque generalmente en la dirección equivocada, y que si ella quiere ganar las elecciones de Alemania, solo tiene que adoptar la perspectiva de desarrollo del BüSo. Para ello, tendría que “eliminar la evidente influencia británica en su gobierno”. Si es capaz de hacer eso o no, “se va a reflejar en las carreras de Hans Joachim Schellnhuber y de Christoph Heusgen.

“De cualquier modo, el 2017 será el año en el que serán implementados muchos aspectos del programa del BüSo”, concluye Helga Zepp-LaRouche.