El ataque en Estambul apunta de nuevo a los yihadistas entrenados por los británicos

5 de enero de 2017

4 de enero de 2017 — El mortífero ataque de Año Nuevo en un club nocturno de Estambul, apunta a las manos sangrientas de la inteligencia británica. A diferencia de muchos de los ataques anteriores, no fue el Partido de Trabajadores Curdos (PKK) los que llevaron a cabo el atentado. Los medios de comunicación turcos, entre ellos Hurriyet sostienen que el atacante que disparó contra los asistentes del club nocturno en Estambul, es de Uzbekistán, Kazajstán o Kirguizistán o incluso uno de los terroristas del Uighur de China que operan bajo la bandera del Estado Islámico, es decir el Daesh.

Yeni Safak informó que un análisis sobre el método de ataque empleado en el club nocturno mostró que fue similar al ataque terrorista del 28 de junio del 2016 en el aeropuerto de Ataturk. Se cree que el pistolero responsable del ataque formaba parte de la misma célula terrorista del Daesh.

Esto es significativo porque, en ese entonces, la BBC informó que los atacantes del 28 de junio eran de la región del norte del Cáucaso ruso, Uzbekistán y Kirguizistán, y que posiblemente eran chechenios. CNN publicó un informe similar; también Turquía ha identificado a dos de estos atacantes como de origen ruso, Rakim Bulgarov y Vadim Osmanov, aunque sigue sin ser identificado el tercero.

Lyndon LaRouche comentó en la época del ataque de junio que la conexión chechenia apuntaba a una red totalmente controlada por la inteligencia británica. De hecho, todas las regiones de la parte de Asia Central, es decir, en las repúblicas de la antigua Unión Soviética y del Cáucaso ruso, así como también los Uighur en Xinjiang, China, están controlados por los británicos.

Hoy, aconsejó de nuevo LaRouche, hay que investigar las redes chechenias británicas en busca de aquellos que perpetraron la atrocidad del Año Nuevo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Kirguizistán anunció que está investigando la posibilidad de que el atacante sea kirguiz.

“Se le han dado instrucciones a nuestro consulado en Estambul para que investiguen los reportajes noticiosos en el sentido de que el atacante era kirguiz” dijo el vocero del Ministerio, Aiymkan Kulukeyeva.