Británicos tratan de envenenar la relación Trump-Putin anunciando una cumbre falsa en Reykjavik, en semanas

17 de enero de 2017

16 de enero de 2017 — El periódico Sunday Times de Londres, informó el domingo 15 que Donald Trump y Vladimir Putin llegaron a un acuerdo para reunirse en pocas semanas, en Reykjavik, Islandia, para dar los primeros pasos para mejorar las relaciones entre los dos países. Tanto Sean Spicer, secretario de prensa de Trump, como Dmitry Peskov, vocero del Kremlin, desmintieron rápidamente este informe. Spicer por tuiter dijo: “100% falso”. Peskov le dijo a la agencia de noticias RIA que “hasta ahora no han habido conversaciones sobre ninguna reunión”.

La embajada de Rusia en Londres dio en el clavo, cuando le dijo a la agencia de noticias RIA que el cuento del Sunday Times era “un intento de los británicos por socavar la Presidencia de Donald Trump. Aparentemente, van a continuar con esto hasta el último momento”.

En la cobertura que hicieran de lo narrado por el Sunday Times, el Guardian del Reino Unido prácticamente confirmó que los británicos están haciendo todo en su poder para torpedear una reconciliación entre Estados Unidos y Rusia, bajo la Presidencia de Trump: “Es muy difícil que figuras relevantes del gobierno británico, reciban con beneplácito las noticias [de una reunión Trump-Putin], ya que temen a que las relaciones más profundas entre Estados Unidos y Rusia deje a Gran Bretaña en la estocada. En Downing Street se habla de que es de esperarse que Theresa May visite a Trump en la Casa Blanca para la segunda mitad de febrero. Gran Bretaña ha propuesto mayores sanciones contra Moscú en vista de las agresiones de Putin contra Ucrania y Siria. Se entiende que la inteligencia británica ha buscado seguridades por parte de la CIA de que los agentes del Reino Unido en Rusia serán protegidos cuando se coparte la inteligencia, informó el Times.

“Una fuente de la inteligencia británica con amplia experiencia sobre el transatlántico dijo que los espías de Estados Unidos han etiquetado a Trump y los vínculos de sus asesores al Kremlin, como problemático. ‘Hasta que hayamos establecido que podemos confiar en Trump y los miembros pertinentes de su equipo, no vamos a hacer nada’, le dijo la fuente al Times. ‘Para ponerlo claro y raspado, no podemos poner en riesgo a nuestras fuentes y mostrar nuestros métodos a los rusos’ ”.