Xi Jinping habla ante la ONU en Ginebra: No hay nada que sea tan difícil

20 de enero de 2017

19 de enero de 2017 — El Presidente de China, Xi Jinping, dio un importante discurso en el Palacio de las Naciones de la Organización Naciones Unidas, en Ginebra, el 18 de enero, después haberse reunido con la doctora Margaret Chan, Directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI)..

El Secretario General de la Naciones Unidas, Antonio Guterres, y el presidente de la Asamblea General de la ONU, Peter Thomson, presentaron con gran cordialidad a Xi.

La presentación de Xi resumió las metas más altas que tienen las naciones del mundo, de un modo rico en metáforas, y concluyó enunciando sus cinco prioridades más importantes.

Entre las ideas que subrayó está la necesidad de renunciar a la guerra y adoptar la diplomacia y el diálogo político para resolver problemas. Recibió muchos aplausos espontáneos cuando dijo que, “hasta el hielo más grueso se puede romper”.

Hizo a un lado a los pesimistas que insisten en que muchos problemas son insolubles, y que tratar de resolverlos solo encuentra más problemas, y dijo que los chinos piensan que “No debes dejar de comer comida, porque piensas que te vas a atragantar”.

Hizo un bello repaso de las diversas culturas y religiones del mundo, y de nuevo citó un antiguo dicho chino, que dice que “la sopa más rica se hace del mayor tipo de ingredientes diversos”.

Antes de finalizar con sus cinco puntos, presentó su propia metáfora, para concentrarse en cómo pensar sobre el ecosistema, cuando por supuesto, es posible que hayan problemas de contaminación y otras cosas como esa, en la medida en que la humanidad avanza con las nuevas tecnologías. Xi dijo que él recordaba cuando obtuvo su primera navaja suiza, y de todas las cosas increíbles que podía hacer. Dijo: “No sería fabuloso si tuviéramos una navaja suiza, y cuando se nos presente algún problema, solo tendríamos que sacar la navaja para solucionarlo...”.