Siete senadores atacan a la DEA por su respuesta nula a la inundación de opiáceos en EUA

25 de enero de 2017

24 de junio de 2017 — La semana pasada, siete senadores de Estados Unidos condenaron a la Agencia para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA en sus siglas en inglés), y exigieron que diera respuestas veraces a las preguntas que ellos habían hecho referentes a si la DEA inició acciones en contra de las compañías farmacéuticas que parece violaron las leyes diseñadas para evitar que los analgésicos derivados del opio llegasen al mercado negro, informaron Scott Higham y Lenny Bernstein en el Washington Post del 21 de enero.

En octubre del 2016, el Post publicó una serie de varias partes sobre la gran disponibilidad de los analgésicos derivados del opio, gracias a que la DEA se hace de la vista gorda ante los doctores que recetan los opiáceos y a las farmacias que los venden, drogas estas que desde el año 2000, ya le han quitado la vida a alrededor de 180,000 personas.

En octubre, los senadores le mandaron a la DEA una carta con preguntas, y esta semana, le escribieron a la DEA por segunda vez según informó el Post, donde dicen: “Recibimos una respuesta insuficiente que pasó por alto casi totalmente las preguntas que hicimos, y nos respondieron con propaganda repetitiva sobre la misión de la DEA”.

El Post había informado que al comienzo del 2013,abogados de la DEA impidieron que se aplicara la ley contra grandes distribuidores de opiáceos, y le exigieron a los investigadores que presentaran evidencias con mayor sustento, lo cual hizo que se suspendiera cualquier acción.

El juez administrativo de la DEA publicó la conclusión de que el número de casos aprobados en el cuartel general de la DEA para ser investigados y para tomar acciones al respecto eran “asombrosamente bajos para un programa nacional”. Los senadores querían saber si el Departamento de Justicia había jugado algún papel en los cambios de política que evitaron que se aplicara la ley.

Firmaron la carta: los senadores demócratas de EUA Edward Markey (MA), Richard Durbin (IL), Joe Manchin (WV), Amy Klobuchar (MN), Tammy Baldwin (WI), Richard Blumenthal (CT); el senador independiente Bernie Sanders también la firmó. Los senadores demócratas Patrick Leahy (VT) y Ron Wyden (OR) enviaron una carta similar a Chuck Rosenberg, Administrador de la DEA, y a Loretta Lynch, Fiscal General de Obama. Wyden dijo que la respuesta fue “totalmente inadecuada dada la naturaleza de vida o muerte de la crisis de opiáceos”.