London Times le da órdenes a Theresa May sobre cómo controlar a Trump

27 de enero de 2017

26 de enero de 2017 — En artículo publicado el 25 de enero en el Times de Londres, el periodista Roger Boyes le hace varias recomendaciones a la Primera Ministro Theresa May sobre cómo pudiera “reiniciar” (manipular y controlar) las relaciones especiales con el nuevo presidente de EU cuando lo visite el 27 de enero. Propone que es mejor considerar como modelo la relación entre Ronald Reagan y Margaret Thatcher.

Boyes caracteriza erróneamente a Gran Bretaña como el “socio menor” de Estados Unidos, y sugiere que si el fantasma de Thatcher estuviera sentado a la derecha de May hoy, enérgicamente le recomendaría que, primero, no subestime a Trump, sino que “le saque provecho” al voto por el Brexit, ya que es “un puente ideológico importante con la Casa Blanca de Trump”.

Boyes se enfoca en particular en la importancia de “explotar las divisiones en el gabinete de Trump”, recordando que cuando Reagan se mostró reacio a intervenir en la guerra de las Malvinas/Falklands en 1982, Thatcher apeló directamente al “anglófilo” Secretario de la Defensa Gaspar Weinberger. Sugiere que de igual manera se podría abordar al Secretario de la Defensa general Mattis, porque, según Boyes, tiene una posición definida a favor de la OTAN y es “escéptico” sobre el Presidente ruso Vladimir Putin. Hay que tener presente, agrega, que algunos de los nombramientos de Trump “pudieran ser efímeros, y habrá muchos enfrentamientos entre departamentos en la corte del rey Donald. Nosotros debemos estar en el lado correcto de estos argumentos. Y mantener abiertos todos los canales con el Congreso”.

May debe mostrar también una dedicación tipo Thatcher para mantener a Trump bajo control, afirmó Boyes, e intervenir específicamente en su relación con Putin. Para tener “un efecto perdurable... la visita de esta semana debe poner en marcha una serie de llamadas telefónicas periódicas con la Casa Blanca”. Naturalmente, afirma tímidamente, Gran Bretaña no puede forzar a Trump “a marginar al señor Putin” pero “sí puede y debe... alegar para que se continúe con las sanciones... Cuando el señor Trump anuncia que va a cooperar con el señor Putin en el combate al EIIS, nosotros debemos escuchar cuidadosamente y poner a prueba su argumento. Si esas medidas alientan a Moscú a apoderarse de tierra o a masacrar inocentes”, entonces May debe plantarse y ser intransigente.

Es ilustrativo que Boyes destaca la importancia de la “cooperación en defensa e inteligencia” en la relación especial. “Si el señor Trump trivializa el trabajo de los servicios de inteligencia, si le quita importancia a las amenazas que se ciernen, entonces debemos expresar nuestras preocupaciones de una forma firme y clara”.