¿Fue la falla del Trident del Reino Unido en realidad culpa de EU?

27 de enero de 2017

26 de enero de 2017 — ¿Fue la falla del Trident del Reino Unido en realidad responsabilidad de EU?. El diario The Times de Londres informó el martes 24 que la culpa de los problemas en la prueba de junio del 2016 en el cohete británico Trident la tuvo la tecnología estadounidense, y que fue el gobierno de Barack Obama el que presionó al Reino Unido (RU) para que no revelara detalles. Una fuente militar británica le dijo al The Times que“fue el gobierno de Obama el que le pidió al gobierno de Cameron que no comentara esto. Es posible que al gobierno de EU le pudo haber preocupado que hubiera problemas similares con otros misiles. El submarino británico transportó y lanzó exitosamente el misil; la parte que salió mal formaba parte de tecnología patentada por EU”.

El misil Trident es en realidad un programa conjunto de Estados Unidos y del Reino Unido, mediante el cuál, por un lado el RU construye sus propios submarinos y cabezas nucleares pero los misiles los proporciona EU, un arreglo que se remonta al Acuerdo Ventas Polaris firmado por el Presidente John F. Kennedy y el Primer Ministro Harold Mcmillan en 1963. En realidad también tienen trabajos conjuntos sobre las cabezas nucleares, bajo el Acuerdo de Defensa Mutua de 1958, pero siempre que el submarino con misiles balísticos clase Vanguard sale en patrullaje, los misiles que transporta son misiles estadounidenses, y el programa, incluyendo el sistema de control de disparo y las pruebas sobre el disparo, son manejadas por la Oficina de Programas de Sistemas Estratégicos de la Armada de EU. Si este es el caso, el Departamento de la Defensa de EU ha mantenido esto bastante escondido, ya que no hay ningún reconocimiento público de fallas en el lanzamiento de misiles Trident II D-5. Lockheed Martin, fabricantes del misil Trident, sostiene que, antes de la falla de junio del 2016, cuentan en su haber con 161 lanzamientos consecutivos exitosos.

Sin embargo, William McNeilly, un técnico de submarino de la Real Armada británica, denunció públicamente en mayo del 2015 que según él había problemas de seguridad y protección con los submarinos británicos, con un expediente de 18 páginas publicados por Wikileaks. McNeilly le dijo a RT el 24 de enero que ahora se siente reivindicado.

“Yo advertí exactamente sobre este problema más de un año antes de que sucediera. Yo estaba en el MCC [Centro de Control de Misiles] al final de la patrulla de pruebas a principios del 2015, y presencié con mis propios ojos que el sistema Trident falló en sus pruebas simuladas de lanzamiento de misiles”. McNeilly sostiene que presenció tres fallas en las pruebas de misiles y la cancelación de una Prueba de Preparación para la Batalla (BRT por siglas en inglés) porque el sistema hidráulico del submarino se había llenado de agua de mar. McNeilly hizo referencia a su extenso entrenamiento técnico como ingeniero de armas submarinas, y dijo que su trabajo era “aprender sobre estas pruebas con misiles, llevar a cabo pruebas con los misiles, pasar pruebas sobre las pruebas con misiles, estar en el Centro de Control de Misiles durante las pruebas con misiles”.

El almirante lord West, exjefe de la Real Armada, dijo ayer ante la Comisión de Defensa de la Cámara de los Comunes que parecía que la falla en la prueba se debía a ciertos problemas con los misiles y que, por lo tanto, era “primariamente un problema estadounidense”.