Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Concéntrense en los temas que plantea LaRouche

31 de enero de 2017
Lyndon H. LaRouche, Jr.

31 de enero de 2017 — Ha llegado de nuevo el momento de escuchar las sabias palabras de Lyndon LaRouche. Los temas que él ha planteado durante décadas son ahora los temas existenciales para las naciones del sector trasatlántico, cuyas “élites” han perdido su liderazgo y prácticamente se están volviendo locas ante los rechazos electorales nacionales y las destituciones que los están golpeando.

Justo en el momento en que la Presidencia de Estados Unidos se sale del confinamiento atlanticista, las ideas de LaRouche están representadas cada vez con mayor fuerza en el nuevo triángulo estratégico Rusia-China-India. Ese nuevo paradigma representa la única forma en que Estados Unidos puede seguir productivamente adelante; y LaRouche lo pormenorizó en sus Cuatro Leyes para salvar a Estados Unidos.

Así que ésta es nuestra movilización, por inestables que sean todas las direcciones en que se mueve el nuevo gobierno de Trump. No debemos descartar la importancia de la intransigencia de Trump ante el intento de la familia real británica de meterlo al redil de su política de guerra en contra de Rusia y de guerra en contra de la industria y las manufacturas; ni su intransigencia en contra de los lunáticos conservadores en el Partido Republicano como McCain y Graham, y en contra de la maquinaria de Obama.

Helga Zepp-LaRouche retomó el lunes la discusión del domingo sobre la movilización, y reiteró que el punto más importante es evitar la Tercera Guerra Mundial, en la forma en que Lyn lo ha especificado y en la única forma en que se puede evitar, con un Presidente estadounidense que acepte el genio estratégico de Putin y esté de acuerdo en cooperar con él. Ese Presidente va a cooperar entonces, lenta pero seguramente, con India y China también. Trump, fuera del control británico y atlanticista, está dando pasos en esta dirección.

Esto significa forzar la implementación de la Glass-Steagall tan pronto como sea posible y organizar con la política de las Cuatro Leyes de LaRouche para revivir la economía. Esa tiene que ser nuestra movilización a pesar de la histeria que lleva a las élites a lanzarse a la calle para tratar de parar a Trump.

La movilización de la semana pasada para mantener al socio de Soros, Mnuchin, fuera del Tesoro de EU y avanzar con la Glass-Steagall, en realidad apenas comienza a tomar ímpetu. La esperada confirmación de Mnuchin en la Comisión de Finanzas en el Senado fue bloqueada esta tarde por los senadores demócratas pero hasta mañana, cuando se reinicie la batalla en la Comisión. Hay que mantener llenas las galerías en el Senado, seguido de la movilización por la Glass-Steagall de este miércoles con varias delegaciones en las oficinas del Senado. Vamos a tener que cuidarnos de que no nos caigan encima las lágrimas de cocodrilo de Chuck Schumer y seguir organizando con los temas de LaRouche.

Como dijo Helga hoy, han podido contener a los presidentes estadounidenses por más de medio siglo y a LaRouche por más de 30 años; ahora ambas contenciones se están viniendo abajo.