¿Visita de Estado de Trump al Reino Unido? Parece que la reina no está muy contenta

1 de febrero de 2017

1 de febrero de 2017 — Hay un alborto en el reino. Cuando la primera ministro británica Theresa May se reunió en Washington, DC, con el Presidente Donald Trump, el 27 de enero, May lo invitó a Londres, no para tomar té, no para hacer una gira por la Torre de Londres, !sino para una visita de Estado con la reina! May está recibiendo una enorme cantidad de críticas, y le han dicho que retire la invitación que le hizo a Trump, porque supuestamente coloca a la reina en el centro de una controversia política, supuestamente causada por el decreto de Trump sobre la inmigración. (!Como sabemos, la familia real nunca se ensucia las manos con asuntos políticos!).

Los súbditos ingleses están indignados. Más de 1.6 millones de ellos firmaron un llamado a que se cancele la visita.

Lord Ricketts, ex presidente de la Oficina de Relaciones Exteriores, explica que no tiene precedente en la historia de los Presidentes de Estados Unidos, el que se le haga una invitación de Estado en su primer año en la Casa Blanca, informó hoy el Times de Londres.

“Hubiera sido mucho más inteligente esperar a ver en qué tipo de Presidente se convierte antes de aconsejarle a la reina que lo invitara. Ahora la reina está en una posición muy difícil”, se lamentó el lord. Una visita de Estado con un Presidente que tiene puntos de vista controversiales “pone en riesgo las convenciones”, dijo lord Ricketts.

Si una petición reúne más de un millón de firmas exige que el Parlamento debata el asunto. !Que embarazoso!