Segunda parte de la entrevista con LaRouche en San Francisco Review of Books

17 de febrero de 2017

17 de febrero de 2017 –- Joseph Ford Cotto publicó el jueves 16 en el San Francisco Review of Books el segundo artículo de su entrevista de cuatro partes con Lyndon LaRouche. Después de repetir la introducción que precedió al primer artículo, Cotto presentó dos de sus preguntas y las respuestas de LaRouche.

Joseph Ford Cotto: La izquierda combatiente por la justicia social y la derecha alternativa han logrado éxitos diseminando sus ideas vía memes de Internet. Los memes, como su nombre lo indica, son simples y emocionales por naturaleza. Muchos millones de estadounidenses, presumiblemente milenarios en gran parte, son influenciados más fácilmente por los memes que por argumentos más extensos y más razonados. ¿Ha embrutecido la Internet la perspicacia política de los jóvenes adultos de nuestro país?

Lyndon LaRouche: Sí, aunque todavía se puede revertir esta tendencia por supuesto. Los seres humanos son seres humanos, y una vez que albergan esperanza en el futuro, se ven inspirados para mejorar. Sobre que Internet vuelve más estúpida a la gente, no funciona de esa manera. No es Internet en sí mismo. El sistema educativo se ha alejado de los descubrimientos científicos reales. Los jóvenes piensan que sólo porque obtuvieron algo de Internet, ya por eso saben algo.

La cuestión aquí es, tenemos ahora este nuevo gobierno.¿Va a ser el nuevo, mejor que el viejo? Todo deriva de esto.

Cotto: En Estados Unidos, el entretenimiento ya no está claramente separado de las noticias. Los comentaristas de los programas radiales, los blogueros y hasta los personajes de la televisión dedican su tiempo a entretener a su público y vilipendiar al “otro bando”; presentan una versión caricaturesca de la realidad que deja desinformados a millones de personas. ¿Es el estadounidense promedio ahora menos consciente de los problemas que lo que lo eran digamos, hace 40 años?

LaRouche: No totalmente. Esto se produce de una forma diferente. Se les ha reducido en su funcionamiento a un nivel inferior, en comparación con la operación mejor anterior. Lo que ha sucedido es que, hay una degeneración en la efectividad de todo el sistema. Los ciudadanos ahora se tienen que convertir en ciudadanos como tales en el sentido real, que es algo que Trump obviamente puede hacer, ese es el cambio, ese es el punto.

Dada la información económica sobre el estado de la fuerza laboral de Estados Unidos, una esperanza de vida menor, drogadicción, las tasas de suicidio, el desempleo, será necesario un verdadero esfuerzo para aumentar la productividad real de la fuerza laboral. Y Trump va a tener problemas con esto ya que no sabe cómo explicar el argumento. Trump mismo pudiera entender el argumento pero mucha de la gente metida con él como parte de su equipo económico, van a tener que hacerle frente a esto y entenderlo.

[Cotto adjuntó la entrevista que le hizo a LaRouche en el 2013 sobre la quiebra de Detroit]

Las últimas frases me recordaron una conversación que tuve con LaRouche hace como cuatro años. Estábamos discutiendo la decadencia de Detroit, un hecho que para muchos representaba un ejemplo admonitorio para todo Estados Unidos...

Si bien el presente de Detroit es bastante fácil de entender, ¿qué tal su pasado? ¿Qué llevó a la ciudad que una vez fue calificada de “arsenal de la democracia” a convertirse en un ejemplo flagrante de disfuncionalidad y malestar?

El veterano economista y político Lyndon LaRouche dice que la vitalidad financiera histórica de Detroit “creó el gran poderío industrial de Estados Unidos. Incluso hasta décadas recientes, existían los centros de localidades con espacios de superficie de suelo con capacidades múltiples para producción de autos... hasta que se tomó la decisión actual de cerrar los elementos esenciales para el diseño de máquinas herramienta y capacidades manufactureras de Estados Unidos”.

Según LaRouche, después de que sucedió esto, “las grandes capacidades que se levantaron en base a las manufacturas de autos que mantenían viva la economía de Estados Unidos” se envió al exterior.

Hablando en términos generales, aún sigue ahí. ¿Será Trump capaz de cambiar esto? Por el bien de la subsistencia de nuestra nación, espero que así sea.

http://www.sanfranciscoreviewofbooks.com/2017/02/interview-lyndon-larouche-says-americas.html