Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia se reunió con el Secretario de Estado de EU Tillerson en Bonn

17 de febrero de 2017

17 de febrero de 2017 — El Secretario de Estado de EU, Rex Tillerson y el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, se reunieron este jueves 16 en Bonn, Alemania, en las márgenes de la reunión de Ministros del Exterior del G-20, por primera vez desde que Tillerson asumió el cargo. Antes de iniciar la reunión le preguntaron los periodistas al ministro Lavrov si Rusia está preocupada por el supuesto alboroto en el gobierno de Trump, a lo cual respondió secamente: “Ustedes deberían saber que nosotros no interferimos en los asuntos internos de otros países”.

En sus declaraciones luego de la reunión, Lavrov dijo que él y Tillerson tuvieron “una gran cantidad de asuntos que tratar” y que se “discutiría y establecerían los parámetros de nuestro trabajo futuro”. Luego de la reunión, la cual fue a puerta cerrada, Tillerson dio una declaración muy breve a los periodistas y no tomó ninguna pregunta. La breve declaración ha sido objeto de muchas interpretaciones por parte de los medios. La declaración completa es la siguiente: “el ministro del Exterior Lavrov y yo hemos tenido una reunión muy productiva. Discutimos una gama de asuntos de interés mutuo. Como dejé en claro en la audiencia del Senado sobre mi confirmación, Estados Unidos considerará trabajar con Rusia en las áreas en que encontremos cooperación práctica que beneficie al pueblo estadounidense. En donde no nos veamos ojo a ojo, Estados Unidos defenderá los intereses y valores de Estados Unidos y de sus aliados.

“En tanto que buscamos un terreno común, esperamos que Rusia honre sus compromisos con los acuerdos de Minsk y actúe para reducir la escalada de violencia en Ucrania. Muchas gracias.”.

Lavrov también dio una conferencia de prensa, en la que dio una declaración algo más amplia y aceptó algunas preguntas. “Hemos discutido la situación en las relaciones bilaterales, las cuales se desvirtuaron seriamente por el gobierno de Obama”, dijo Lavrov, según informó TASS. “El secretario Tillerson ha confirmado la disposición de superar este período, según lo expresado por el Presidente Trump en las conversaciones telefónicas con el Presidente Putin”, explicó, y confirmó que “vamos a proceder desde el hecho de que la reunión del Presidente Putin y del Presidente Trump se llevará a cabo cuando los Presidentes lo consideren posible”.

“Hemos acordado que continuaremos los contactos y tenemos muchas posibilidades en los próximos meses”, señaló Lavrov, quien confirmó además que Estados Unidos quiere unirse a la resolución de los conflictos como el de Ucrania. “En cuanto el Departamento de Estado y otros departamentos formen un equipo para abordar los asuntos, estaremos listos para establecer los contactos pertinentes”, indicó Lavrov.

”Tenemos el entendimiento común de que en las áreas en que coinciden nuestros intereses, y hay muchas de esas, debemos de avanzar y demostrar la capacidad de Estados Unidos y de Rusia para jugar el papel que se les asigne en la arena global”, subrayó Lavrov.

Asimismo, Lavrov dijo que Tillerson está dispuesto a apoyar el proceso político interno de Siria en Astana. “Tillerson manifestó la disposición de apoyar el proceso”, dijo. “Reiteramos que tenemos intereses comunes y coincidentes; primero que todo, en lo que respecta a la lucha decidida contra el terrorismo, en este contexto y en el contexto de los arreglos políticos, y en lo que respecta a la cooperación en la crisis siria, y en otros países de la región en donde ha echado raíces el terrorismo”, explicó Lavrov.

Cuando le preguntaron si se habló de las sanciones, Lavrov respondió que “el tema de las sanciones no se ha discutido. No discutimos las sanciones; nosotros pensamos que esto es una anomalía, y quienes recurren a las sanciones, en general, deberían evaluar por sí mismos qué tan efectivas son, hasta qué punto corresponden a la comunicación normal entre los Estados. Y hasta qué punto el deseo artificial de politizar estos asuntos satisface el interés del Estado que recurre a eso”.