Ideólogos de la geopolítica aterrados por el Nuevo Paradigma

4 de marzo de 2017

4 de marzo de 2017 — El extremo nivel de negación entre los círculos geopolíticos de Estados Unidos y de Japón se vio en toda su forma en un foro en Washington DC, el 28 de febrero, patrocinado por el Instituto de Investigaciones Estados Unidos-Japón (USJI, por sus siglas in inglés). Luego de las presentaciones que hicieron varios diplomáticos y académicos estadounidenses y japoneses, Mike Billington de la Executive Intelligence Review (EIR) tuvo la oportunidad de hacer la única pregunta que se aceptó. Billington señaló que toda la discusión se había desarrollado por completo dentro del marco de la geopolítica, enfocada en las confrontaciones estratégicas y las cuestiones de libre mercado, pero le pidió al panel que por favor abordaran el nuevo paradigma emergente, en donde el Presidente Trump quiere la amistad con China y Rusia; donde el primer ministro Abe de Japón establece vínculos estrechos con el Presidente Putin de Rusia; el cambio sucedido en Las Filipinas; y el posible cambio en Corea del Sur, todo en búsqueda de la cooperación y el desarrollo de programas en los que “todos ganan”, en vez de los conflictos de suma cero de la geopolítica.

Jeffrey Hornung, miembro de la Sasakawa Peace Foundation, casi se cayó de la silla. “¿Acaso estás diciendo que la geopolítica es... es...?”. A lo que Mike respondió que si. “No, no,no”, dijo Hornung. “Abe esta haciendo todo en el contexto de la geopolítica. El solo se reúne con gente que significa un avance para los intereses de Japón, y para contener la agresión de China. Porque, yo apenas ayer me reuní con varios japoneses bien informados y todos ellos están de acuerdo en que la reunión de Abe con Putin fue un desastre, un fracaso total. Putin manipuló a Abe, y sacó todo el provecho para él, Japón no ganó nada. No hubo allí nada de lo que Japón se beneficiara”. Y siguió con ese mismo tenor.

Aunque Billington ya no tenía el micrófono y desafortunadamente delante no lo podían escuchar, él le respondió a Hornung: “Eso solo demuestra que tanto más inteligente es Abe que usted y sus amigos de la Sasakawa Peace Foundation”.