Ministro del Exterior ruso denuncia el “nuevo macartismo” en los ataques al embajador ruso en Estados Unidos

4 de marzo de 2017

4 de marzo de 2017 — En declaraciones a la prensa este viernes 3, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Segei Lavrov, denunció como un “nuevo macartismo” los alegatos de funcionarios estadounidenses anónimos de que el embajador de Rusia en Estados Unidos, Sergei Kislyak, es “un espía y reclutador de espías”.

“Puedo citar a los medios que dicen que todo esto es muy reminiscente de la cacería de brujas y de la era del macartismo que todos pensábamos que había pasado hace mucho tiempo en Estados Unidos, un país civilizado”, dijo Lavrov, según informó la agencia rusa TASS. “En cuanto a las acusaciones contra Kislyak y quienes se reunieron con él, se acusa a nuestro embajador de reunirse con políticos estadounidenses que se oponían al gobierno de Obama. Esa es la esencia de la acusación, para ser honesto. Nosotros no queremos y no vamos a imitar” el comportamiento estadounidense con Kislyak, dijo Lavrov, y señaló que si Moscú “aplicase el mismo principio, y nos pusiéramos a escudriñar al embajador de Estados Unidos en Rusia, [John] Tefft y sus contactos, veríamos un cuadro bastante divertido”.

Lavrov indicó que los embajadores se nombran para mantener relaciones con el país huésped. “Las relaciones se mantienen en la forma de reuniones, pláticas, contactos con ejecutivos oficiales... y con políticos, figuras públicas, organizaciones no gubernamentales. Esta práctica nunca se ha disputado”, dijo Lavrov, según la reseña de RT.

Asimismo, la vocera del ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova, respondió agudamente durante su informe semanal a la prensa este 2 de marzo, a una pregunta sobre las acusaciones de “espionaje” contra el embajador Kislyak, y se dio tiempo incluso al final de decirle a un reportero británico de CNN: “vamos, deja de difundir mentiras y noticias fraudulentas. Este es un bueno consejo para CNN”.

“El tejemaneje en Occidente estos días, incluyendo a la prensa estadounidense, solo se puede caracterizar de vandalismo mediático”, dijo Zakharova. “Me pregunto si la prensa occidental ya tocó fondo o si todavía caerá más bajo”, agregó.

Zakharova señaló que la prensa estadounidense y otra están empeñados en “un intento de desinformación del público mundial y del suyo propio, pero el blanco principal es el público estadounidense”. La campaña en marcha es de lo que hablaba George Orwell en su libro “1984”, advirtió. “El Hermano Mayor en Estados Unidos hoy son los medios estadounidenses, que han traspasado por muy lejos los límites de la ética profesional y de la competencia y se sienten libres de denunciar y condenar, o simplemente fabricar noticias. Esto es exactamente lo que sucede ahora”, recalcó.

“La tendencia actual es escribir sobre la desaparición de diplomáticos rusos de manera deplorable e inhumana. Todos nosotros quisiéramos creer que el embajador ruso en la India, Alexander Kadakin, el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin y el embajador ruso en Turquía, Andrey Karlov, vivieran por siempre. Pero ellos son solo seres humanos, y dos de ellos murieron y uno fue asesinado. El embajador ruso en Turquía, Andrey Karlov, fue asesinado traicioneramente en un ataque terrorista, y sin embargo muchos medios estadounidenses, aunque no todos ellos, no caracterizaron su muerte como un ataque terrorista, y lo que es peor, justificaron su asesinato”.