Departamento de Estado confirma que los carteles de la droga del imperio británico se tomaron al gobierno colombiano de Santos

6 de marzo de 2017

6 de marzo de 2017 — El Departamento de Estado de Estados Unidos en su informe “International Narcotics Control Strategy Report, Volume I, Drug and Chemical Control” (Informe de Estrategia de Control Internacional de Narcóticos, volumen I, Drogas y control de substancias químicas) que emitió esta semana, confirma que Narcotráfico, S.A. del imperio británico tiene tomado al gobierno colombiano del Presidente Juan Manuel Santos , y la amenaza que esto implica para el mundo. El informa muestra precisamente, sin decir nombres, que incluso antes de que se firmara el acuerdo de paz entre las narcoterroristas FARC y el gobierno de Santos el 26 de septiembre de 2016 (un acuerdo que fue rechazado subsecuentemente por la población colombiana en un plebiscito) hubo un proceso de muchos años para desmantelar el programa de erradicación aérea y manual de las cosechas de coca, con el reconocimiento de que el aumento de la producción quedaría bajo el control de las FARC.

Según el informe, en base a los análisis hechos al capturar alijos de drogas, el 90% de la cocaína que entra a Estados Unidos proviene de Colombia. Estados Unidos hoy padece una explosión en el consumo de cocaína.

Dennis Small de la EIR denunció el tratado de paz en un boletín de prensa que se publicó el 27 de septiembre de 2016 (que se reprodujo en el sitio de LaRouchePAc en español) titulado “El gobierno colombiano firma el acuerdo de ‘paz’ con las FARC para avanzar con la legalización de las drogas” (https://es.larouchepac.com/es/20160929/el-gobierno-colombiano-firma-el-acuerdo-de-paz-con-las-farc-para-avanzar-con-la).

El Informe sobre el Control de Drogas del Departamento de Estado fue supervisado por William Brownfield, Secretario de Estado Asistente a cargo del Despacho de Asuntos de Aplicación de la Ley y Narcóticos Internacionales, que fue uno de los pocos individuos del gobierno de Obama que estaba comprometido a eliminar las drogas, y que continúa en su cargo con Trump.

La parte del informe que plantea los factores claves que contribuyeron al enorme aumento de la producción de coca en Colombia, afirma: “Primero, información generalizada indica que elementos de las FARC le exigieron a los agricultores que producen coca que tenían que aumentar la cosecha, supuestamente motivado por la creencia de que el financiamiento y los subsidios de los gobiernos colombianos después del acuerdo de paz, se concentrarían en las regiones en dónde exista la mayor producción de coca. En segundo lugar, el gobierno colombiano redujo las operaciones para erradicar [la coca] en las zonas controladas por las FARC”, supuestamente para “reducir el riesgo de un conflicto armado” con las FARC. Tercero, con el cambio de la erradicación aérea de la coca, la cual se detuvo, a la erradicación manual, las FARC organizaron a los productores de coca para que evitaran que los erradicadores llegaran a los campos de coca, incluso colocando “artefactos explosivos improvisados (AEI) alrededor de donde se harían la operaciones de erradicación, para matar, herir, y desmoralizar a quienes hacían esa tarea”. Durante el gobierno de Santos, quien es un protegido de Tony Blair, y bajo los Presidentes colombianos anteriores, el presupuesto de Bogotá para la erradicación manual [de la coca] se redujo en dos tercios desde el 2008. Como resultado, entre el 2013 al 2015, los cultivos ilegales de coca se duplicaron a casi 40,000 acres.

Esto se puede constatar en cualquier esquina de Estados Unidos. Según la U.S. Substance Abuse and Mental Health Services Administration (Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de drogas de EU) el número de muertes por sobredosis de cocaína en Estados Unidos fue el segundo más alto desde 1999. Entre el 2013 y el 2015, los consumidores de coca por primera vez en Estados Unidos aumentaron en un 61%, al mismo tiempo que aumentó el consumo de heroína y otros opiáceos.

El gobierno de Barack Obama, conjuntamente con sus controladores del imperio británico, facilitó el supuesto acuerdo de paz entre Santos y las FARC. Juan Manuel Santos, como Obama, recibió el premio Nobel de la paz.