Senador Grassley inició investigación de la confabulación del FBI con la inteligencia británica contra el gobierno de Estados Unidos

7 de marzo de 2017

7 de marzo de 2017 — El senador republicano de Iowa, Chuck Grassley, presidente de la Comisión Judicial del Senado, inició ayer una investigación sobre la confabulación del FBI con las agencias de inteligencia británicas para tumbar al gobierno de Estados Unidos.

El periódico The Hill informó el lunes 6 que Grassley le envió una carta al director del FBI, James Comey, en la que le pide todos los registros y archivos sobre cualquier acuerdo que haya tenido lugar entre la agencia y el agente del MIS británico, Christopher Steele, autor del expediente fraudulento que tiene mentiras descabelladas sobre los nexos de Trump con Rusia, y que luego fue filtrado a la prensa, a pesar de que el director de inteligencia de Obama admitió que esas acusaciones no tenían ningún sustento.

“A fines de febrero”, informa The Hill, “el diario Washington Post reportó que el FBI había llegado a un acuerdo con Steele, según el cual el espía británico seguiría su investigación a nombre del buró”.

El senador Grassley escribe en su carta que “la idea de que el FBI y personas asociadas a la Campaña de Clinton le pagarían al señor Steele para investigar al candidato republicano postulado para Presidente, en la parte final de las elecciones, plantea más interrogantes sobre la independencia política del FBI, así como del empleo que hacía el gobierno de Obama de las agencias de policía y de inteligencia con fines políticos. Es además preocupante que según se informa el FBI acordó tal acuerdo, dado que en enero de 2017, el entonces director de inteligencia nacional Clapper emitió una declaración según la cual ‘la [comunidad de inteligencia] no ha hecho ningún juicio en el sentido de que la información de ese documento sea confiable, y no nos basamos en el de ninguna manera para llegar a nuestras conclusiones’ ”.

Grassley pide todos los registros relacionados con la investigación de Steele, detalles del acuerdo entre el FBI y Steele, la política del FBI para utilizar investigadores de fuera, y si el buró ha dependido en cualquiera de las informaciones que les ha aportado Steele para solicitar alguna orden judicial” par espiar o cualquier otra cosa.