Jefes militares de Turquía, Estados Unidos y Rusia se reunieron en Turquía

9 de marzo de 2017

9 de marzo de 2017 — Es patente que la nueva política del gobierno de Trump para el Oriente Medio ya empezó. Los jefes militares de Turquía, Estados Unidos y Rusia sostuvieron una reunión tripartita en Antalya, Turquía, para hablar sobre los acontecimientos en Siria e Iraq.

Según la declaración escrita del despacho del Jefe del Estado Mayor de Turquía, el general Hulusi Akar, quien con el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Joseph Dunford, y con el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Rusia, el general Valery Gerasimov, realizaron una reunión que se extendió durante todo el día el martes 7. La oficina de prensa del ejército turco distribuyó fotografías del acto, en donde aparecen los tres jefes militares sentados lado a lado frente a una mesa en donde se encuentran otros oficiales subordinados de los tres países.

Si esto es lo que parece ser, es la combinación más fuerte de países que se haya reunido para llevar la paz a la región. Es la combinación que el imperio británico ha temido tanto que se concrete durante los últimos 200 años.

Aunque no han trascendido los detalles de la reunión, todo parece indicar que el próximo paso será la toma de Raqqa, considerada la “capital” del Estado Islámico (EIIS) en Siria.

Según el diario Hurriyet Daily News, el primer ministro turco, Binali Yildirim, había indicado en una entrevista anterior con Haber TV que dicha reunión de los líderes militares de esos tres países se llevaría a cabo.

“No hay razón para hacer una operación [en Raqqa] sin coordinar con Rusia y Estados Unidos. Sería inútil, y las consecuencias podrían llegar a ser más complicadas. Por lo tanto, hay negociaciones militares técnicas en marcha”, dijo Yildirim. Asimismo, dijo que el gobierno ha presentado su propuesta para llevar a cabo la operación tripartita conjunta en Raqqa.

“Hemos transmitido nuestro ofrecimiento a Estados Unidos. No ha habido una respuesta formal aún. Así que no sería correcto decir que ‘ellos tengan otros planes’, considerando solo lo que han dicho sobre el asunto hasta ahora. Pero no vamos a llegar a ningún lado mientras estén ahí las organizaciones terroristas. Eso está muy claro”, dijo Yildirim.

Por otra parte, Yildirim reiteró que una de las principales inquietudes de Turquía, es que las fuerzas sirias curdas del PYD, y las Unidades de Protección Popular (YPG), se retiren al este del Eufrates. Señaló que es natural que las fuerzas del gobierno sirio deben tomar el control sobre el territorio liberado del EIIS y de donde se retiren las YPG.

Hasta ahora, Estados Unidos ha respaldado a las YPG en su combate al EIIS, pero Turquía considera a las YPG como aliados del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) dentro de Turquía, al que el gobierno turco califica de organización terrorista con la cual está en guerra.

“Es bastante natural que hayan elementos sirios ahí después, luego que se disponga de él. Porque es territorio sirio”, dijo. “Puede ser Estados Unidos o puede ser Rusia. Nosotros decimos, si se desea, podemos hacer un mecanismo triple con Rusia, Estados Unidos y Turquía”, agregó.

“Cuando se hayan desalojado los grupos terroristas como el PYD y las YPG, lo mismo que hicimos en Jarablus con la operación Escudo del Eufrates, o en al-Rai, Dabiq, y como lo hemos iniciado en al-Bab, los sirios van a llegar y se establecen ahí. La vida volverá a su normalidad”, señaló.