Los trenes de maglev hechos en China son más baratos que los sistemas de Metro

10 de marzo de 2017

10 de marzo de 2017 — El periódico japonés Nikkei, publicó un informe que examina los sistemas de transporte urbanos basados en la tecnología de los trenes de levitación magnética o Maglev, como los que ya se están desarrollando en China, con una ruta de prueba en Changsha que ha estado en servicio alrededor de un año operando sin problemas y de manera confiable. Se van a construir más de esos trenes en proyectos que totalizan los $8,700 millones de dólares.

“En tanto que aumentan rápidamente los automóviles y congestionan enormemente las autopistas en China, el desarrollo de sistemas de transporte urbano es una tarea urgente”, escribe Nikkei. Empresarios de la construcción “han creado sistemas de metro en grandes ciudades, pero la construcción cuesta de 500 millones a 800 millones de yuanes por kilómetro, debido al trabajo de excavación que se tiene que hacer. Los trenes de levitación magnética (Maglev) que corren por la superficie cuestan de 200 a 300 millones de yuanes por kilómetro”.

“Cuesta de la mitad a un tercio de lo que cuesta construir una línea subterránea de Metro, y requiere de menos espacio para instalar los rieles”, le dijo a Nikkei un funcionario del proyecto de desarrollo de Changsha. Con estas ventajas, los proyectos de trenes maglev están aumentando rápidamente en China. La China Railway Construction creó en octubre una subsidiaria completamente de su propiedad para avanzar con la construcción de trenes maglev. La compañía llegó a un acuerdo con el gobierno de Qingyuan en la Provincia de Guangdong, y tiene planeado la construcción de una red de 30 kilómetros con un costo de 10 mil millones de yuanes. La meta es comenzar las operaciones al final del 2018. El China Railway Group (Grupo Ferroviario de China), un grupo importante de construcción que tenía vínculos con el Ministerio de Ferrocarriles, está construyendo un sistema maglev de 20 kilómetros, en un suburbio de Pekín, y que va a estar en funcionamiento este año, a un costo de 12 mil millones de yuanes.

Redes similares se están planeando para Urumqi, en la Región Autónoma Uigur de Sinkiang, para unir a las ciudades de Deyáng y Chengdú, de la Provincia de Sichuan, ciudad esta de la que salen la mayoría de los trenes de carga con destino a Europa.

También Corea del Sur ha tenido en operación un tren maglev que comenzó a funcionar en febrero de 2016. Es el tren de levitación magnética del Aeropuerto de Incheon, que corre a una velocidad de 110 KPH y opera automáticamente. La línea de 6.1 kilómetros, que pronto aumentará a 37 kilómetros, la construyó la Hyundai Rotem. El proyecto comenzó en el 2006 con tecnología desarrollada completamente en Corea del Sur.

Patike