El papel central de China en la cumbre chilena sobre la integración Asia-Pacífico

17 de marzo de 2017

17 de marzo de 2017 — Al concluir el “Diálogo de alto nivel sobre las iniciativas de integración para el Asia-Pacífico: Desafíos y oportunidades”, que se llevó a cabo el 14 y 15 de marzo en Viña del Mar, Chile, organizado por el gobierno chileno, los participantes acordaron proseguir con todas las oportunidades para avanzar la integración y cooperación económica en la región Asia-Pacífico, en donde se manifestó específicamente un propósito de cooperar más estrechamente con China.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, destacó la presencia de China en la cumbre, y puso de relieve su condición de potencia económica mundial y promotora del libre comercio. El diálogo fue convocado por Chile luego de que el Presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del llamado Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, en sus siglas en inglés), y contó con la participación de los 12 signatarios de lo que fue el difunto TPP, más Corea del Sur, Colombia y China.

El TPP era la pieza central de la política de Barack Obama contra China junto con las maniobras de provocación militar denominadas “pivote a Asia”. Aunque algunos de los participantes en la cumbre sugirieron que todavía era posible establecer el TPP sin Estados Unidos, y propusieron utilizar las “altas normas” del TPP como referencia para futuros acuerdos de integración, el enviado de China a la cumbre, el responsable del Ministerio de Relaciones Exteriores para Latinoamérica y el Caribe, Yin Hengmin, proporcionó un enfoque diferente.

“Nuestra presencia”, dijo a la agencia china Xinhua, “tiene como objetivo explorar este proceso de integración con todos los presentes”. China “no es parte del TPP, ni participa en las pláticas relacionadas con el TPP”, informó también el periódico chino en inglés Global Times. Las naciones de la región “deben seguir avanzando hacia la integración económica regional... y reafirmar la construcción de una economía abierta en la región, y fomentar una zona de libre comercio en la región Asia-Pacífico”, agregó.

Yin se refirió a la Asociación Económica Regional Integral (RCEP, en sus siglas en inglés), integrado por 10 naciones, y la propuesta de la Zona de Libre Comercio Asia-Pacífico (FTAAP, en sus siglas en inglés), como las iniciativas que apoya China, y en las cuales varios signatarios del TPP han mostrado un interés. Yin también informó que su gobierno procura un acuerdo de libre comercio con las cuatro naciones que forman el bloque de la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México), y también acuerdos bilaterales con Colombia, además de los acuerdos ya existentes con Chile y Perú. El Secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, le dijo al diario mexicano Excelsior que el gobierno mexicano –que se ha visto sacudido con las propuestas del gobierno de Trump sobre el TLC y la inmigración— tiene el propósito de fortalecer su asociación estratégica integral con China, y destacó que “será cada vez más importante”.