Trump pide a la industria automotriz en Detroit, reconstruir las ciudades

20 de marzo de 2017

20 de marzo de 2017 — En su discurso a los ejecutivos y trabajadores en el complejo manufacturero de Willow Run en Ypsilanti, Michigan, el miércoles 15 de marzo, Donald Trump se refirió al hecho de que “Rosie the Riveter” (el ícono cultural de la mujer estadounidense que trabajó en las fábricas durante la Segunda Guerra Mundial) y la industria automotriz estadounidense se reconvirtió para construir los bombarderos B-24 durante la Segunda Guerra Mundial, y los exhortó a que no solo hagan de la industria automotriz lo que era antes, sino que ayuden a reconstruir las otrora ciudades industrializadas del país:

“Hace 75 años, durante la Segunda Guerra Mundial, miles de trabajadores estadounidenses llenaban este mismo edificio para construir los enormes nuevos aviones, los B-24 Liberator. A su nivel máximo de producción, escuchen esto, no es el país que hemos estado viendo en los últimos 20 años; ellos construían un B24 por hora... Ahora estos cientos de hectáreas que defendieron nuestra democracia, nos van a ayudar a construir los carros y las ciudades del futuro”.

Cuando el sector automotriz se hundía durante el gobierno de Bush, Lyndon LaRouche emitió un programa titulado “National Economic Recovery Act of 2006” (Ley de Recuperación Económica Nacional de 2006), para salvar al sector automotriz reconvirtiéndolo, tal y como hizo el Presidente Franklin D. Roosevelt durante la guerra, pero LaRouche se concentró en la construcción de trenes de alta velocidad , partes para plantas nucleares, y otras capacidades de producción para reconstruir la nación.

Trump también se refirió al fraude de Obama de que él había “salvado” la industria automotriz, y señaló “en Michigan había 280,000 trabajadores automotrices. Hoy esa cantidad apenas llega a unos 165,000”, con una tercera parte menos de plantas automotrices. Y al hecho de que en ese proceso Obama haya recortado los sueldos, Trump dijo: “Hubo un tiempo en que Motor City establecía la norma para el nivel de vida en la nación. Ahora, ha sufrido décadas de decisiones económicas fallidas que han despojado a nuestra nación de sus empleos y de su riqueza”.

Trump elogió a los trabajadores estadounidenses, pero también les hizo un llamado a que además “respetaran y tengan fe en compañías extranjeras que vienen aquí para construir sus productos. A ellos también los queremos, ¿O no?”

Cabe señalar el informe de que a compañía automotriz alemana Audi, fue contratada para construir un vehículo lunar, otro ejemplo excelente de la reconversión de la industria de máquinas herramientas.