Ex funcionaria de Obama se jacta de la recopilación de inteligencia sobre Trump, antes de que Obama saliera del cargo

3 de abril de 2017

3 de abril de 2017 — En entrevista el 2 de marzo con MSNBC, en donde también trabaja como analista, Evelyn Farkas, ex subsecretaria Asistente de la Defensa en el gobierno de Obama y asesora también en la campaña presidencial de Hillary Clinton, se jactó de que ella y sus colegas recopilaron cuanta inteligencia pudieron sobre los “nexos con Rusia” del Presidente electo Donald Trump antes de que Obama dejara el cargo el 20 de enero.

Luego de que su entrevista se volvió el foco de atención de los medios la semana pasad, y el gobierno de Trump la puso como evidencia de que habían espiado a Trump, Farkas trató de retractarse alegando que ella nunca manejó ninguna inteligencia y que había salido del gobierno de Obama en el 2015.

Pero su entrevista desmiente eso. Farkas, ahora un alto miembro del Consejo Atlántico, le dijo alocadamente a MSNBC que ella le había urgido a sus antiguos colegas, y que, “hablando francamente, a la gente en el Capitolio [personal del Congreso], realmente estaba dirigido a decirle a la gente en el Capitolio, que recogieran la mayor cantidad de información que pudieran, que obtuvieran la mayor cantidad de inteligencia que pudieran, antes de que el Presidente Obama dejase el cargo”. Ahora alega que temía que “de alguna manera la información iba a desaparecer con la salida de los altos funcionarios [de Obama], así que iba a quedar oculta ahí en la burocracia; que los amigos de Trump, si ellos se enteraban de cómo sabíamos lo que sabíamos sobre... los arreglos del equipo de Trump con los rusos, ellos iban a tratar de poner en peligro a esas fuentes y métodos, lo que significaba que ya no íbamos a tener acceso a esa inteligencia”.

El objetivo, continuó, era transmitirle toda la información que se recabara sobre el equipo de Trump a la mayor cantidad posible de operativos políticos, legisladores y miembros de los equipos del Congreso en el Capitolio, antes del 20 de enero.

“Tenemos muy buena inteligencia sobre Rusia”, dijo. “Yo llegué a estar muy preocupada, porque no estaba saliendo lo suficiente públicamente... Así que entonces hablé con algunos de mis antiguos colegas y supe que ellos estaban tratando también de ayudar a que la información llegara al Capitolio”. Farkas insiste en que la conexión de Trump al dinero ruso era “el meollo” de la investigación. Si obtuvo dinero de rusos cercanos al Kremlin para saldar su deuda y esto lo influyó, “y lo está ocultando”, advirtió, entonces esto va a requerir una investigación grande, algo mucho más grande que lo que puede manejar el Congreso. Se requeriría algo así como la Comisión sobre el 11 de Septiembre para llevar a cabo esta “investigación tremendamente grande”, alegó.