China extiende crédito a nivel mundial en tanto que los bancos de Estados Unidos lo congelan

11 de abril de 2017

11 de abril de 2017 — En una demostración contundente de que la Iniciativa de Una Franja, una Ruta (“Nueva Ruta de la Seda”) de China es una fuente enorme de crédito constructivo para muchas naciones, los cuatro bancos estatales más grandes de China publicaron informes sobre sus préstamos en el 2016 en general. Según un análisis del Wall Street Journal del 10 de abril, tres de los cuatro bancos reportaron un aumento mucho mayor en los préstamos dados hacia fuera de China que los préstamos internos, aunque sus préstamos domésticos también se elevaron sustancialmente. El Journal informa que “esto tuvo la ayuda de las ambiciones respaldadas por el Estado de construir infraestructura alrededor del mundo”.

El Banco de China, por ejemplo, el cuarto banco por su tamaño pero en su mayor parte un prestamista internacional, aumentó su emisión de crédito en el extranjero por el equivalente de $30 mil millones de dólares, para totalizar $246 mil millones. Sus préstamos empresariales internos se elevaron en unos $15 mil millones. “Una de las iniciativas centrales del Presidente Xi Jinping, conocida como “Una Franja, Una Ruta”, implica créditos para financiar cientos de proyectos a lo largo de las antiguas rutas comerciales” escribe el Journal.

El Banco Industrial & Comercial de China, Ltd. y la Corporación Bancaria de Construcción China, cada uno de ellos reportaron aumentos en sus préstamos de alrededor de $20 mil millones en el 2016 en comparación con el 2015, a lo largo de la Franja y Ruta y en África e Iberoamérica. Por lo tanto, los préstamos para proyectos en el extranjero se remontaron a unos $ 70 mil millones, más de un 30%, en el año en esos tres bancos, a la vez que también aumentaron drásticamente los préstamos internos. El cuarto de los bancos estatales más grandes, el Banco Agrícola de China, se mantuvo enfocado en la economía interna.

En contraste, informa también el Journal el 7 de abril, el sistema bancario estadounidense no registró crecimiento en los préstamos comerciales e industriales desde el pasado 7 de septiembre hasta la semana que concluyó el 31 de marzo. Es la primera vez que se informa de un período de seis meses o más con un crecimiento de cero o negativo, en los préstamos, desde el período del desplome 2008-2011, después del crac.

Este cero crecimiento industrial y comercial forma parte de la caída drástica en la tasa global de crecimiento en los préstamos, incluso en los préstamos relacionados con títulos valores, etc., de una tasa de alrededor 5% a un 2% anual. Es parte de una crisis de la deuda que se está desarrollando en la economía de EU, en donde la deuda de las compañías no financieras ha sufrido un alza espectacular de 60% en cinco años, en tanto que las ganancias se han contraído y ahora se agrega la contracción del crédito disponible para las burbujas hipotecaria, bienes raíces comerciales, automotriz y de gas y petróleo.