Comentarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia antes de la visita de Tillerson

12 de abril de 2017

12 de abril de 2017 — El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia publicó una declaración en su portal electrónico el martes 11, en anticipación de la visita a Moscú del Secretario de Estado de EU, Rex Tillerson. La declaración deja muy en claro que las tensiones en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia son resultado de las políticas de Estados Unidos, en especial en Ucrania y Siria, y vienen desde los años de Obama, a pesar de los esfuerzos hipócritas para culpar a Rusia por ambas crisis.

“Nosotros no provocamos el golpe anticonstitucional en Ucrania, nosotros no atizamos las llamas de la llamada ‘primavera árabe’ ”, dice la declaración. En adelante, Rusia “no va a entregar sus legítimos intereses y solo aceptará cooperación sobre una base de equidad, lo cual no es lo que le gusta a todos en Washington, agrega la declaración. “Siempre hemos estado abiertos a un diálogo franco con Estados Unidos en todos los temas de la agenda bilateral e internacional y para la cooperación en áreas en donde tenemos objetivos similares. Entre estos, la lucha contra el terrorismo, la no proliferación de armas de destrucción masiva, la resolución de conflictos regionales, el crecimiento económico y muchas otras áreas en las que la conjunción de los esfuerzos rusos y estadounidenses beneficiaría no solo a sus pueblos, sino a la humanidad en su conjunto”.

Sobre Siria, señala: “Nos gustaría entender si Washington pretende reanudar la cooperación práctica con Rusia en la lucha contra el terrorismo, incluso en Siria. Los recientes ataques aéreos de Estados Unidos en la base aérea siria de Shayrat, es un acto de agresión contra un Estado soberano cometido en violación del derecho internacional, y muy probablemente fortalecerá a los terroristas”. Rusia “espera con firmeza” que Estados Unidos esté de acuerdo en iniciar “una investigación objetiva con la participación de la OPCW” sobre el supuesto incidente químico del 4 de abril. El gobierno sirio ha sido culpado sin prueba alguna, señala la declaración, a pesar de que es bien conocido que Jabhat al Nusra controla la zona y que ellos manufacturaban minas de tierra rellenas con substancias venenosas. “En esta situación, nos sorprende la falta de consideración de Washington hacia los informes sobre el empleo de armas químicas de los terroristas en el Oriente medio”, no solo en Siria, sino Iraq también. La declaración le pregunta a Estados Unidos cuando se deslindarán de “los notorios Cascos Blancos y otras seudo ONGs cuyas mentiras descaradas sobre la situación en Siria son recogidas con avidez por los medios informativos”. Asimismo, toca la situación de Iraq, Yemen, Libia, Afganistán, Corea del Norte y Ucrania, en donde Moscú quisiera saber cuáles son los planes de Estados Unidos.

Finalmente, la declaración concluye con una nota sobre las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Rusia, pero con una advertencia también. “Dado que no se ha hecho nada para dirimir los problemas en las relaciones bilaterales, tendremos que tomar medidas recíprocas”, dice la declaración. “sobre todo, esperamos que el Secretario de Estado de EU comparta con nosotros las opiniones de Washington sobre todos los temas de interés mutuo. Estamos listos para cualquier giro de los acontecimientos. Sin embargo, preferiríamos que nuestra interacción ayude a reducir en vez de agravar las tensiones internacionales. No estamos puestos para una confrontación sino para la cooperación constructiva y esperamos que esto sea también lo que nuestros socios estadounidenses quieran”.

El texto completo de la declaración en inglés se puede leer aquí: http://www.mid.ru/en/foreign_policy/news/-/asset_publisher/cKNonkJE02Bw/content/id/2724848