Assad y Lavrov: El incidente de las ”armas químicas” fue un montaje para empujar el cambio de régimen

15 de abril de 2017

15 de abril de 2017 — El Presidente de Siria, Bashar al-Assad, le dio una entrevista de 40 minutos a la agencia francesa de prensa AFR, la primera que da desde el incidente de las armas químicas del 4de abril, en donde niega categóricamente que Siria haya perpetrado un ataque con armas químicas.

“Definitivamente, para nosotros 100%, fue un montaje”, declaró Assad. Toda la dizque “evidencia” que se presentó, hasta los videos de niños moribundos, es falso. “No sabemos si esos niños muertes murieron en Khan Sheikhoun. ¿Estaban muertos realmente?”, señaló Assad. “Nuestra impresión es que Occidente, principalmente Estados Unidos, son uña y carne con los terroristas. Ellos montaron todo el cuento para tener un pretexto para el ataque”, agregó, y planteó la necesidad urgente de realizar una investigación internacional independiente. Advirtió que “nosotros solo podemos permitir cualquier investigación que sea imparcial, cuando nos aseguremos que solo los países neutrales, no sesgados, participen esta delegación para garantizar que no la utilicen con propósitos politizados”, señaló Assad.

El estadista estadounidense Lyndon LaRouche coincidió en que la evaluación de Assad es “sumamente plausible”.

De manera similar, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, realizó una rueda de prensa luego de reunirse con sus homólogos sirio e iraní el viernes 14.

“Cada vez hay más evidencia de que esto [el ataque de Estados Unidos], fue un montaje”, declaró Lavrov. “Hay demasiadas inconsistencias, discrepancias en la versión utilizada para justificar la acción agresora del 7 de abril”, agregó. Lavrov indicó que se trató de un intento de imponer cambio de régimen en Siria, y destacó que desde que Rusia le presentó las pruebas al organismo supervisor de las armas químicas, el OPCW (en sus siglas en inglés) de que los grupos de oposición a Assad en Siria habían utilizado armas químicas en Alepo, “no se recibió ninguna respuesta del secretariado” de la OPCW.

El día anterior, luego de la reunión en Moscú con el canciller de Siria, Lavrov declaró: “Quiero poner de relieve el papel extremadamente provocador del ataque de Estados Unidos con misiles a la base aérea de Shayrat. El Secretario de Estado de EU y yo discutimos a fondo la situación, y coincidimos de que esto no debe de suceder de nuevo”.

Lavrov agregó que se había logrado un avance en la solución negociada en el formato de Astana, pero que “este avance no fue del agrado de todos. Es principalmente importante no sucumbir a las provocaciones, en medio de la histeria desatada en Occidente, y no permitir que se destruyan los esfuerzos en el marco del proceso de Astana y el proceso de Ginebra”.