Pence toma una posición beligerante aunque “no militar” en Corea del Norte

20 de abril de 2017

19 de abril de 2017 — Durante su visita a Corea del Sur el 17 de abril, el vicepresidente Mike Pence visitó las zonas desmilitarizadas (DMZ, en sus siglas en inglés) entre otros sitios, y pronunció una nueva advertencia en contra de Pyongyang, que fue recibida con un lenguaje igualmente beligerante de Corea del Norte. Sin embargo, según varias fuentes sobre los comentarios de Pence, el gobierno de Trump se está absteniendo de tomar acciones extremas y también está considerando a China.

“Existen muchos puntos de presión política y económica que creo yo que China puede utilizar” le dijo el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, a los reporteros de la fuente el lunes 17.

El mismo Pence indicó que el gobierno está buscando salidas no militares a la crisis.

“Se acabó la era de la paciencia estratégica y aunque todas las opciones están sobre la mesa, el Presidente Trump está decidido a trabajar estrechamente con Japón, con Corea del Sur, con todos nuestros aliados en la región y con China para lograr una solución pacífica y la desnuclearización de la península de Corea” dijo esta mañana desde Tokio, antes de almorzar con el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe.

Mientras tanto el portaaviones, USS Carl Vinson continúa su trayecto hacia aguas coreanas. Sin embargo, contrario a los informes noticiosos amarillistas anteriores que sugerían que estaba listo para lanzar un ataque aéreo en contra de Corea del Norte, está por lo menos a una semana de navegación de su destino, luego de pasar el 15 de abril al norte atravesando el Estrecho Sunda en Indonesia, a unas 3,500 millas al sur de la península coreana. Se espera que el grupo de ataque arribe a las proximidades de la Península de Corea alrededor del 25 de abril.