Amplia cobertura a Helga Zepp-LaRouche en Manila

2 de may de 2017

2 de mayo de 2017 — El 23 de abril, el ex senador Kit Tatad de las Filipinas cubrió en gran detalle en su columna regular en el Manila Times varios aspectos del discurso de Helga Zepp-LaRouche del 13 de abril en el foro del Instituto Schiller en Manhattan.

El senador Tatad repasa primero la peligrosa situación en Siria después del ataque de EU contra la base aérea siria y la tensión resultante entre Estados Unidos y Rusia. Informa sobre la larga reunión del Secretario de Estado Tillerson con Putin y Lavrov y sus expresiones de preocupación de que las relaciones estaban a un bajo nivel y que se deben restablecer.

Después se enfoca en el discurso de Helga Zepp-LaRouche con el subtítulo “¿Un golpe de palacio en contra de Trump?”. Explica que “una erudita germano-estadounidense, que habló la semana pasada en Nueva York, sugirió que lo que se ha tratado de presentar como un ataque químico por parte de las fuerzas sirias en Idlib, no fue otra cosa que una operación de bandera falsa y que la respuesta punitiva inmediata de Trump, fue resultado de las manipulaciones de las élites neoconservadoras y neoliberales.‘Lo que sucedió fue un golpe de Estado de hecho dentro de Estados Unidos, después de haber usado una bandera falsa en Siria’ dijo Helga Zepp-LaRouche, fundadora y presidenta del Instituto Schiller, en su conferencia magistral sobre la Iniciativa la Franja y la Ruta en el foro Cooperación China-EU. ‘El golpe es una operación de la inteligencia británica lo cual representa el mayor peligro para Trump’, dijo ella”.

Tatad repasa varios puntos claves del discurso de Helga: el intento declarado de Trump de deshacerse de la división del mundo impuesta por el imperio británico, procurando acercarse a Rusia y China; que los agentes neoconservadores británicos se habían apoderado de Estados Unidos después de la caída de la Unión Soviética, desatando guerras colonialistas bajo el argumento de ‘responsabilidad de proteger’ y revoluciones de colores; las mentiras instigadas por los británicos que se esconden detrás de la fuente del ataque químico en Siria así como también la revolución de color en contra de Trump mismo; la refutación de las mentiras por parte de Scott Ritter, Ted Postol y otros; el rechazo de Tillerson a la exigencia de Boris Johnson de deshacerse de Assad.

Cierra con la advertencia de Helga de que “se acaba el tiempo, y ya faltan ahora dos minutos para las 12”, con la amenaza de una guerra nuclear.

Le faltó al senador Tatad mencionar la solución, que fue la otra parte del discurso de Helga Zepp-LaRouche: que Estados Unidos se una a la Ruta de la Seda.