Trump irrita a Wall Street; reafirma su apoyo a la Glass-Steagall

2 de may de 2017

2 de mayo de 2017 — El Presidente Donald Trump confirmó directamente su apoyo al proyecto de ley “Glass-Steagall Siglo 21”, en entrevista con el noticiero Bloomberg News el 1ro de mayo. “La estoy considerando en este mismo momento. Hay algunas personas que quieren que regresemos al viejo sistema, ¿cierto? Así que vamos a estudiar esto”, dijo Trump.

La prensa financiera de Nueva York y de Londres ha estado repleta de ataques a la Glass-Steagall en las últimas cuatro semanas, reflejando el miedo de que el Presidente pudiera hacer exactamente esto; y mostrando también que Wall Street sabe que existe la amenaza de un crac de la deuda corporativa este año. Las publicaciones de Washington DC y Capitol Hill han publicado también intentos por desacreditar a la Glass-Steagall; y el mismo Bloomberg tratan de esconder las palabras del Presidente con un montón de comentarios de “descrédito”. Pero no existe ninguna alternativa que tenga credibilidad entre la población, ni el historial de la Glass-Steagall de haber preservado la estabilidad y la solvencia del sistema bancario estadounidense.

Las declaraciones de Trump se produjeron durante la entrevista de 30 minutos que le hicieron Jennifer Jacobs y Margaret Talev de Bloomberg. Sin embargo, otro informe que publica también Bloomberg señala que aunque los comentarios de campaña que hizo Trump sobre la Glass-Steagall habían “irritado” a los republicanos “más moderados” (libre cambistas), “las bases de los Partidos Republicano y Demócrata, gente como Bernie Sanders y Elizabeth Warren, han abogado ambos por el retorno de la Glass-Steagall”.

Una hora después de la entrevista, el secretario de Prensa de la Presidencia, Sean Spicer destacó la reunión de Trump con la Comunidad Independiente de Banqueros de América y su comentario de que “estoy considerando la Glass-Steagall del Siglo 21”. Después Spicer dijo, en respuesta a una pregunta que, “él [Trump habló sobre esto en la campaña. Ya la ha mencionado anteriormente, su idea de una Glass-Steagall Siglo 21, una versión modernizada de ésta. No estamos en un nivel en el que podamos explayar todos los detalles en ese momento. El está considerando activamente sus opciones sobre esto”.

La pelota ya cayó en la cancha del Congreso y es urgente que se muevan.