Península Ibérica mira hacia la Nueva Ruta de la Seda para su futuro

9 de may de 2017

9 de mayo de 2017 — El ministro de Economía de Portugal, Manuel Caldeira Cabral, dijo el 2 de mayo en el Primer Foro Económico Sino-Portugués que tuvo lugar en la ciudad de Lisboa, que Portugal “insiste en alinearse y en estar presente en la estrategia de China, que nosotros compartimos”, de la Iniciativa Una Franja, Una Ruta. Caldeira sugirió que Portugal puede jugar un papel de “país fundamental, que construya puentes entre Asia y Europa, así como un puerto de entrada a Europa”. Aunque no se ha dicho hasta ahora quién del gobierno asistirá a la próxima cumbre sobre Una Franja, Una Ruta, en Pekín.

El Presidente español, Manuel Rajoy, si va a ir, y Manuel Valencia, embajador de España en China, en una entrevista que le dio a Xinhua el 27 de abril, promovió con entusiasmo la participación de España en el proyecto “sin ninguna duda útil” de Una Franja, Una Ruta. Enfatizó que las grandes compañías de infraestructura españolas también pueden ser un activo, y quieren participar en la Iniciativa Una Franja, Una Ruta. De hecho, España, es solamente la segunda después de China en la cantidad de kilómetros de rieles de trenes de alta velocidad, y sus compañías ferroviarias han desarrollado tecnologías innovadoras, como carros de tren que pueden adaptarse a diferentes anchos de vías.

El embajador citó la participación de compañías españolas en la ampliación del Canal de Panamá, en el tren de alta velocidad que conecta La Meca y Medina en Arabia Saudita, y la construcción de la refinaría más grande del mundo en Kuwait conjuntamente con compañías chinas. Las compañías de varios de nuestros países “pueden llegar a ser bastante complementarios” en esta “iniciativa que desarrolla la infraestructura y la conectividad”.

Los puertos más grandes de España (Algeciras, Barcelona y Valencia) están listos para comenzar el trabajo, añadió. “España tiene condiciones naturales de interconectividad per se. Lo que es interesante de estas conexiones, en lo que respecta a la Franja y la Ruta, es la conectividad con Asia Central y el Lejano Oriente”. Sugirió que las Islas Canarias funcionen como un “portaviones pacífico” para los negocios y el comercio.

“China es un gran productor y es una economía que ha dado un gran salto”, y nuestros países pueden “colaborar de modo muy útil”, insistió. Las exportaciones de España a China llegaron a un nuevo récord en el 2016, aumentando en 14.8% de año en año hasta casi 5,400 millones de dólares, y dónde habían cuatro vuelos directos a la semana hace cuatro años entre China y España, ahora hay 26 vuelos a la semana.