Corea del Norte al borde de una guerra o de un gran paso hacia la paz, plantea un escritor de Shangai

9 de may de 2017

9 de mayo de 2017 — La situación en Corea del Norte avanza hacia una guerra, pero la prometedora nueva colaboración estratégica entre Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, y Xi Jinping, Presidente de China, podría cambiar esto dramáticamente hacia la paz. Esta es la opinión de Eric Li, escritor y analista con sede en Shanghai, en su artículo editorial del 7 de mayo en el Washington Post, titulado “If Trump Can Live with Kim, He Can Rid N. Korea of Nukes” (Si Trump puede vivir con Kim, puede hacer que Corea del Norte se deshaga de sus misiles).

Li se refiere a un estudio del 30 de abril del 2017 del Brookings Institution, de la señora Fu Ying, quien encabeza la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso Nacional del Pueblo (la asamblea legislativa china), y señala que “en Corea del Norte, Estados Unidos está más cerca de una guerra nuclear que en ningún otro momento desde la Guerra Fría... Se están intercambiando palabras en tonos caldeados casi a diario entre la única superpotencia mundial y su pequeño y empobrecido antagonista, pero que tiene armas nucleares. Si las posiciones desembocan de hecho en violencia, un millón de personas podría morir solo en la península de Corea, eso es, si el conflicto no llega a ser nuclear...

“Al mismo tiempo, Washington y Pyongyang, podrían estar más cerca de la paz que en cualquier momento en casi dos décadas. Esto porque parece que Estados Unidos se está alejando de la política que exacerbó el conflicto durante los gobiernos de George W. Bush y de Barack Obama”. Li cita luego a la señora Fu, quien entonces como viceministra de Relaciones Exteriores encabezó la delegación china en las pláticas, en las que esos dos Presidentes pedían la desnuclearización de Corea del Norte y un inaceptable cambio de régimen. “Pero la amenaza de un cambio de régimen es el motivo primordial por el cual el régimen [de Corea del Norte] quiere una fuerza disuasiva nuclear”, añade Li.

Trump está desbaratando la política de los gobiernos de Bush y Obama. “Parece que Trump está liberando a Estados Unidos de las políticas intervencionistas neoconservadoras y liberales del pasado”, señala Li. “Por primera vez en 16 años, el lado estadounidense ha salido y ha dicho de forma bastante inequívoca que la mayor prioridad es el desarme. ‘No buscamos un cambio de régimen, no buscamos el colapso del régimen, no queremos acelerar la reunificación de la península’ ”, le dijo Rex Tillerson, Secretario de Estado de Estados Unidos a NPR el 28 de abril.

La química y la colaboración de Trump y Xi es ahora lo que hace la diferencia. “Estados Unidos y China finalmente están claros del modo de presionar a Corea del Norte desde sus respectivas posiciones, para primero que todo detener su programa nuclear y luego negociar que lo desmantele a cambio de la supervivencia de su Estado. Y la relación de trabajo, que no tiene precedente alguno entre los Presidentes Trump y Xi Jinping, en torno al programa nuclear de Corea (una cumbre bilateral y dos conversaciones por teléfono en un mes) puede ayudar a que esto siga avanzando”. Si Trump se apega a no buscar un cambio de régimen, “es posible que finalmente Estados Unidos logre lo que quiere”.

Eric Li se identifica como “un capitalista de riesgo y un científico político en Shanghi”; es miembro del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos. Forma parte de la junta de directores del China Europe International Business School (CEIBS) y es amigo del Aspen Institute.