Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

El Día de la Victoria

11 de may de 2017
9 de mayo de 2017, en la recepción oficial que marca el 72vo anviersario de la Victoria en la Gran Guerra Patriótica 1941–1945. (en.kremlin.ru)

10 de mayo de 2017 — El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, habló este martes 9 de mayo no solo por el pueblo de Rusia sino por toda la humanidad, cuando dio su discurso luego del desfile militar en Moscú para celebrar el 72avo aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patriótica de 1941 a 1945, que es como se conoce en Rusia la Segunda Guerra Mundial:

“Esa victoria triunfal sobre la terrible fuerza totalitaria quedará registrada para siempre en la historia de la humanidad como un triunfo supremo de la vida y la razón por encima de la muerte y la barbarie”, afirmó Putin. Señaló que “la tragedia monstruosa” de decenas de millones de muertes ocurrió por la “ideología criminal de superioridad racial, y debido a la falta de unidad entre las naciones más importantes del mundo”.

Para aplicar hoy esas lecciones, Putin hizo un llamado a que todas las naciones asuman “nuestra responsabilidad por las futuras generaciones” por medio de la cooperación internacional para traer la “estabilidad y la paz al planeta”.

Esta es, de hecho, la principal cuestión política que también se va a abordar en el Foro Internacional sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta, programado para que comience en Pekín en cinco días. La cumbre sobre la Iniciativa de Una Franja-Una Ruta está cobrando impulso rápidamente y comprende a toda la humanidad en su misión:

* Estados Unidos enviará una delegación encabezada por el director del Consejo de Seguridad Nacional para Asia Oriental, Matthew Pottinger, quien fue designado como “asistente especial al Presidente Trump” como “observador de la conferencia”.

* La delegación francesa estará encabezada por el ex primer ministro Jean-Pierre Raffarin, quien elogió la Iniciativa de la Franja y la Ruta como “un proyecto pacífico para el desarrollo del mundo”, y dijo que “Iniciativa de la Franja y la Ruta es el marco de un nuevo mundo”.

* Círculos empresariales y políticos peruanos le han exigido al Presidente Kuczynski que vaya a la cumbre, la cual señalan es el evento diplomático más importante del año, a fin de avanzar con el proyecto del corredor ferroviario bioceánico Perú-Brasil.

* Corea del Norte enviará una delegación de alto nivel a la cumbre de Pekín, anunció hoy el Ministro de Relaciones Exteriores de China. Y el recién electo gobierno de Corea del Sur también tendrá una representación de alto nivel.

* Y el embajador de Chile en Pekín, Jorge Heine, reconoció que “la convocatoria a un importante número de jefes de Estado de muchas naciones para examinar lo que está sucediendo, más allá de los proyectos específicos de la Franja y la Ruta, tiene un alcance mucho más amplio”.

Lo que el embajador Heine describía, en sus propias palabras, es a lo que se ha referido Helga Zepp-LaRouche en el sentido de que “la Nueva Ruta de la Seda se vuelve el Puente Mundial Terrestre”, exactamente como se especificaba en el Informe Especial de EIR del 2015. Más que un conjunto de proyectos de infraestructura, lo que está en marcha es todo un cambio de paradigma global, que por sí mismo puede salvar a la humanidad.

El imperio británico trata de desacreditar a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y la tilda de alianza entre dictadores y autócratas, y lanzan predicciones amenazantes de que la iniciativa nunca dará frutos porque solo va a generar conflictos y caos entre las naciones participantes. Esas no son más que las tonterías de “dividir y conquistar”, señaló la señora Zepp-LaRouche en una discusión con asociados este martes 9, que salieron de la boca de sir Leon Brittan desde 1996, quien para ese entonces era el Comisionado Europeo para Comercio y Relaciones Exteriores, y fue desplegado a una importante conferencia internacional sobre la Nueva Ruta de la Seda en Pekín para tratar de contrarrestar la presentación de Helga Zepp-LaRouche sobre el programa del Puente Terrestre Mundial.

El problema es que la mayoría de los gobiernos del mundo son solo aficionados, no saben qué es la humanidad, señaló antier Lyndon LaRouche. Tenemos que generar una práctica que desarrolle la capacidad de la población para asimilar cualidades de acción que lleven a la humanidad, en tanto especie, al estándar de la sociedad como totalidad. La ciencia, por ejemplo, es un instrumento mediante el cual pueden iniciarse acuerdos para crear una forma competente de sociedad. Somos llamados a crear esos instrumentos de acción unificada que resolverán los problemas de la humanidad, dijo LaRouche; y la unidad y el poder derivan del desarrollo de las facultades mentales de creación de la ciudadanía. Ese es el fundamento para actuar en el futuro para salvar a la humanidad hoy.

Helga Zepp-LaRouche subrayó que solo un enfoque como este funcionará para derrotar el divisionismo organizado y el pesimismo del imperio británico. Tenemos que evocar en la población el principio superior del autodesarrollo de toda la especie humana. Hacer que los estadounidenses piensen de ese modo sobre el Estados Unidos que ellos quieren para sus hijos y sus nietos dentro de 50 años, y Estados Unidos podría llegar a ser amado por toda la humanidad de nuevo.

Sabias palabras para el Día de la Victoria, y para lo que debe seguir ahora.