Presidente Putin califica la Iniciativa Franja y Ruta como “una proyecto que abarca toda la civilización”

16 de may de 2017

15 de mayo de 2017 — El discurso del Presidente ruso Vladimir Putin en la inauguración del Foro Franja y Ruta para la Cooperación Internacional ayer en Pekín, empezó con una referencia a la historia de la “Ruta de la Seda” que conectó “grandes civilizaciones en la región... promovió el comercio durante siglos” y concluyó con un llamado a favor de una nueva alianza que se convierta en “un proyecto que abarque a toda la civilización para el futuro de la humanidad”.

“La experiencia histórica de cooperación y entendimiento mutuo durante siglos” es “igualmente importante para nosotros en el siglo 21, cuando el mundo enfrenta desafíos y amenazas muy serias” dijo Putin. “Hemos agotado muchos modelos anteriores e indicadores de desarrollo económico. En muchos países, el concepto de un Estado social, acuñado en el siglo 20, está ahora en crisis”. No solamente “incapaz de garantizar un crecimiento sostenido de la riqueza de la población, sino que apenas puede sostener los niveles actuales de crecimiento” señaló el Presidente de Rusia.

Putin atacó el “proteccionismo y las restricciones ilegítimas, incluyendo la forma en que se abastece y distribuye la tecnología”. Dijo que “la pobreza, la falta de seguridad financiera y la brecha gigantesca en el nivel de desarrollo entre países y regiones, todo esto alimenta el terrorismo internacional, el extremismo y la inmigración ilegal. No vamos a poder hacerle frente a estos desafíos a menos que superemos este estancamiento en el desarrollo global... no se debe usar ninguno de los enfoques anteriores para la resolución de conflictos en la solución de los problemas modernos. Necesitamos ideas nuevas y sin estereotipos”.

“Al proponer China la Iniciativa Una Franja, Una Ruta, el Presidente Xi Jinping ha demostrado un ejemplo de enfoque creativo hacia el fomento de la integración en la cooperación energética, en infraestructura, transporte, industria y humanitaria... Le daríamos la bienvenida a la participación de nuestros colegas europeos en esta asociación”, agregó el Presidente Putin. “Es necesario eliminar las restricciones en la infraestructura para lograr la integración... creando principalmente un sistema de corredores de transporte modernos y bien conectados”, explicó Putin, y destacó la necesidad de que todos los bloques regionales, EAEU, Iniciativa Franja Ruta, ASEAN y OCS, trabajen juntos para construir estos vínculos.

“Nosotros esperamos que las instituciones financieras recientemente constituidas, como el Nuevo Banco de Desarrollo y el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) extiendan su mano solidaria a los inversionistas privados y que se fortalezca la interacción entre universidades y escuelas empresariales. Mi invitación sigue abierta para realizar trabajo conjunto en los mayores centros científicos y en proyectos de investigación, así como el desarrollo de grandes instalaciones y laboratorios de investigación internacional de uso colectivos”.

“Quisiera subrayar” concluyó Putin, “que Rusia no ve el futuro de la asociación euroasiática simplemente como el mero establecimiento de nuevos vínculos entre Estados y economías. Esta asociación tiene que cambiar el panorama económico y político del continente y brindarle paz, estabilidad, prosperidad y una nueva calidad de vida a Eurasia... Una gran Eurasia no es un arreglo geopolítico abstracto sino que, sin exagerar, es un proyecto que abarca verdaderamente a toda la civilización y que mira hacia el futuro”.