Iberoamérica voltea hacia la Nueva Ruta de la Seda luego de Cumbre en Pekín

18 de may de 2017

18 de mayo de 2017 — La clara invitación que extendió China a las Américas para que se unan a la nueva Ruta de la Seda durante el fin de semana pasado en el Foro Internacional de la Franja y la Ruta, está haciendo eco en toda Iberoamérica. Hasta ahora, la mayoría de la gente en la región veía el proyecto de la Franja y la Ruta como algo “que está allá”, en lo que sus naciones no están participando.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas, cuya sede está en Santiago de Chile, quien ya por algún tiempo ha venido abogando para que la región vuelva su mirada hacia China, ya está trabajando para ello. La CEPAL emitió un boletín de prensa inmediatamente que Bárcena regresó de la cumbre de Pekín sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta, en donde se le cita haciendo un llamado a la acción:

“En esta crítica encrucijada en la historia humana, América Latina y el Caribe no pueden quedarse atrás. Como nuestro amigo y socio estratégico, miramos a China para solicitar su apoyo y guía... Llamo a las naciones de América Latina y el Caribe a sumarse al potencial que tiene esta iniciativa de la Franja y la Ruta para redefinir al capitalismo a través de la igualdad y dignidad de las personas”, dijo finalmente Bárcena.

Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a quien generalmente se le conoce porque juega a la pelota con el gobierno de Wall Street, reconoció el cambio alcanzado por el Foro de la Franja y la Ruta, y le dijo a la agencia china Xinhua que “en cuanto a América Latina se refiere, el hecho de incluir dentro de esta iniciativa de la Ruta de la Seda, que no solamente participe un grupo limitado de países sino el mundo entero es una gran decisión”.

“Yo tengo fe de que con el paso del tiempo encontremos maneras de hacer una Franja y Ruta a la latinoamericana. Tenemos rutas de comercio pero no la infraestructura necesaria para potenciar ese comercio”. Moreno informó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII) pronto llegarán firmarán un memorando de entendimiento para trabajar juntos y solucionar esa falta, incluyendo el financiamiento conjunto de proyectos.

Igualmente, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo de Perú (Mincetur), emitió un informe luego de que su ministro regresara de la cumbre de Pekín, en donde anuncia que el gobierno de Pedro Pablo Kuzcinski “observa con optimismo la iniciativa de la nueva Ruta de la Seda”. La antigua Ruta de la Seda contribuyó a mejorar las relaciones comerciales entre Asia, Europa, y África, y ahora, en el siglo 21, esta iniciativa contribuirá a la inclusión de América”. Según el Mincetur, Perú ocupa una posición estratégica en Sudamérica para aprovechar esta iniciativa china.