La estúpida baja en la calificación de China por parte de Moody’s

26 de may de 2017

26 de mayo de 2017 — Por primera vez desde 1989, y un poco más de una semana después del exitoso Foro de la Franja y la Ruta en Pekín, el Servicio de Inversionistas Moody’s redujo la clasificación crediticia de China, de A1 a Aa3 y cambió la perspectiva de estable a negativa, colocando a China en el mismo nivel que Japón y la República Checa y por abajo de tales economías asiáticas como Taiwán y Macao. Moody’s también le bajo la calificación a varias empresas estatales de China. Se dice que S&P va a seguirle los pasos.

Moody’s es parte integral de la cultura de Wall Street y de Londres, y están naturalmente atascados en el fango del viejo paradigma, y por eso dicen que esperan que “la fortaleza financiera de China sufriera cierta erosión en los próximos años, con el continuo crecimiento del endeudamiento de toda la economía en tanto que se desacelera el potencial de crecimiento”. Esto, afirma Moody’s “va a ponerle una fuerte carga a las finanzas del Estado” y pudiera generar preocupaciones sobre la capacidad del gobierno de poder hacerle frente a estas “dificultades”. Sueños guajiros, sin lugar a duda.

El Ministerio de Finanzas de China respondió rápidamente, argumentando que son “completamente infundados” los alegatos de Moody’s de que el financiamiento de vehículos de los gobiernos locales y la deuda de las empresas paraestatales van a inflar los pasivos contingentes. Moody’s utilizó una “metodología inapropiada” y ha sobrestimado las dificultades que pudiera encontrar la economía china, dijo el Ministerio de Finanzas. “La baja en la calificación que hace Moody’s se basó en una medida de calificación pro-cíclica inapropiada. Su perspectiva de que el nivel de la deuda en la economía real crecerá rápidamente, que las reformas tienen dificultades para mostrar sus efectos y que el gobierno va a continuar estimulando el crecimiento, sobreestima las dificultades que está enfrentando China y subestima la capacidad del gobierno de profundizar las reformas estructurales y ampliar apropiadamente la demanda agregada” dice el Ministerio.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma también publicó una declaración, en donde destaca que el gobierno está reduciendo el apalancamiento de su economía “de una forma propositiva y estable... Es una decisión estratégica... Se han puesto en marcha una gama de medidas que han dado resultados positivos”.