Conferencia de Helga Zepp-LaRouche en el principal grupo editorial de China

27 de may de 2017

27 de mayo de 2017 — La presidente del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, dio una conferencia ante un público de más de 100 personas en las oficinas centrales del Grupo Phoenix Press Publishing, en Nanjing, China. Zepp LaRouche habló sobre la importancia del Foro Internacional de la Franja y la Ruta, y de su participación en el mismo. El Grupo Phonix es el principal grupo editorial en China.

“La Franja y la Ruta le ha inyectado optimismo a muchos países”, dijo Zepp-LaRouche, “y el impulso es imparable”, aunque hacer que fructifique plenamente “no será cosa fácil”. Inmediatamente después de la cumbre, explicó ella, arreciaron los ataques contra la Iniciativa de la Franja y la Ruta, junto con los ataques contra el Presidente Trump, quien había enviado una delegación de alto nivel a la cumbre de Pekín. “Los ataques contra Trump se basaban en la acusación absurda de que hubo una colusión con Rusia para ganar las elecciones”, señaló.

Luego de dar un repaso del proceso desde el fin de la Guerra Fría y los intentos británicos con sus aliados en Estados Unidos por crear un mundo unipolar, las guerras en el Medio Orienta y las crisis consecuentes, surgió también la reacción en contra de la “globalización” en diversas maneras en el mundo entero.

Ahora, la Iniciativa de la Franja y la Ruta “abre el camino para la creación del Puente Terrestre Mundial, el cual conectará a todos los continentes. Y eso es algo por lo cual hemos luchado por más de 40 años”, dijo ella.

Luego explicó la lucha que han sostenido ella y su esposo, Lyndon H. LaRouche, Jr., para construir un nuevo orden económico mundial. El llamado de LaRouche por la creación de un Banco de Desarrollo Internacional (BDI), la lucha por el plan de desarrollo para África, y la iniciativa iberoamericana en la misma dirección en colaboración con el entonces Presidente de México, José López Portillo, y los cientos de seminarios y conferencias que realizó el Instituto Schiller en cinco continentes promoviendo el desarrollo como el de la Franja y la Ruta.

“La transformación de la Franja y Ruta en un Puente Terrestre Mundial va a crear por primera vez un verdadero futuro para toda la gente que habita este planeta, y establecerá formas de gobierno para el mundo”, señaló. Pero para poder hacer realidad todo esto, dijo, “se tienen que estudiar también las ideas de mi esposo sobre la cuestión de la economía”.

De ahí paso a desarrollar la importancia de los aspectos culturales de la Franja y Ruta y la necesidad de que todas las diferentes culturas que participan aporten sus logros más excelentes, a fin de utilizarlos para crear un diálogo de las culturas entre las naciones de la Franja y Ruta. Como un ejemplo explicó la importancia de Federico Schiller en Alemania y en la cultura occidental y la importancia de Confucio en la cultura china, haciendo una comparación específica de las obras de Schiller y las de Confucio para mostrar la estrecha similitud en las ideas de estos dos grandes pensadores que estuvieron separados en el tiempo por casi 2000 años.

Después de la presentación de Zepp-LaRouche, el jefe de la oficina de EIR en Washington, Bill Jones, pasó una presentación de diapositivas para desarrollar la lucha de la organización de LaRouche desde el momento en que Nixon abandonó el sistema de Bretton Woods. Explicó el ataque contra el Club de Roma en la década de 1970 a raíz de su publicación de “Los límites del crecimiento”, que tenía el propósito de transformar la cultura de progreso en una cultura de muerte con la campaña internacional a favor del cero crecimiento económico y cero crecimiento de la población. Expuso la reacción de Lyndon LaRouche y de su organización frente al movimiento por el Cero Crecimiento, el llamado de LaRouche a crear el BDI, y el planteamiento subsecuente que hizo el Movimiento de los No Alineados a favor del BDI y de un Nuevo Orden Económico Mundial en su cumbre de Colombo en 1976, así como el canciller de Guayana, Fredy Wills, ante la Asamblea General de la ONU.

Jones explicó la lucha que libró LaRouche para que el Presidente Ronald Reagan, —que había adoptado el concepto de LaRouche para su Iniciativa de Defensa Estratégica (IDE) como propuesta de paz con la Unión Soviética— estableciera una relación de colaboración con los líderes progresistas del sector en desarrollo, como el Presidente de México José López Portillo y le Primer Ministra de India Indira Gandhi. Estos esfuerzos generaron una reacción por parte de la gente en torno al entonces vicepresidente de Estados Unidos, George H.W. Bush, quien se confabuló par poner en la cárcel a LaRouche y a varios de sus asociados acusados de cargos falsos. La elección del Presidente William Clinton sacó a LaRouche de la prisión y de nuevo a ejercer un papel asesor, para el Presidente Clinton se moviera en la dirección de crear una nueva arquitectura financiera internacional, lo cual resultó infructuoso. La creación de la Iniciativa de la Franja y la Ruta y del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura, representan por lo tanto el tipo de estructuras que LaRouche y su movimiento han tratado de hacer realidad durante más de cuatro décadas, explicó Jones.

Después de estas dos presentaciones, el profesor Bao Shixiu, profesor de ciencia militar, habló de la importancia estratégica de la Franja y Ruta para China, y mostró el modo en que esta iniciativa permitirá a país superar las dificultades tradicionales que ha tenido con otros países, como es el caso de India y Japón. El profesor Bao destacó el papel fecundo de los LaRouches para hacer que esta iniciativa esté a la vanguardia, y la lucha de Lyndon y Helga LaRouche para vencer a la oposición proveniente del eje financiero de Londres y Nueva York. Asimismo, esbozó las implicaciones económicas y estratégicas de la Franja y Ruta para China, que ayudará a garantizar un clima armónico en la región y en el mundo, lo cual permitirá que tanto China como los demás países sigan desarrollándose.

El público manifestó un gran interés en las exposiciones, en particular en el llamado de Helga Zepp-LaRouche por un diálogo de las culturas y un marcado interés en la obra de Federico Schiller entre el personal de la editorial Phoenix, algunos de los cuales mostraron que han estado familiarizados con las obras de la cultural alemana.