¿Quién es Der Spiegel para sugerir el asesinato del Presidente de EU?

1 de junio de 2017

31 de mayo de 2017 — El jefe de redacción del semanario alemán Der Spiegel, Klaus Brinkbaeumer, publicó un desquiciado editorial hace dos semanas, firmado personalmente por él, en donde hace un llamado a los medios de comunicación a que se aseguren de “deshacerse” del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de cualquier forma que sea posible, y de inmediato.

Desde que lo fundó en 1947 un oficial del ejército británico de las fuerzas de ocupación británicas, el Der Spiegel ha servido de vocero de la ocupación británica de Alemania, un papel que Brinkbaeumer parece seguir cumpliendo a pie juntillas.

El imperio británico claramente ha enloquecido. El editorial de Brinkbaeumer del 20 de mayo, publicado en inglés y alemán, se titula “Un peligro para el mundo. Es tiempo de deshacerse de Donald Trump”. Brinkbaeumer escribe sin rodeos que “una de las tareas de los medios es seguir diciendo las cosas como son: Trump tiene que ser sacado de la Casa Blanca. Rápidamente. Es un peligro para el mundo”. ¿Por qué? Aparte de una racha de insultos personales (es un chiste como hombre, un niño, no puede leer, etc.) el “crimen” de Trump es que no acepta las reglas del juego de los amos de Brinkbaeumer. Con Trump “nada se está regulando, nada es estable y casi ni existe ya la relación transatlántica”.

Brinkbaeumer sugiere “cinco soluciones teóricas” a la amenaza de Trump, en donde todas con la excepción de una de las que sugiere, no van a suceder: que renuncie, juicio político por un Senado y Cámara de Representantes controlado por los republicanos; la 25ava Enmienda; enjuiciamiento político por un Senado y una Cámara de Representantes controlado por los demócratas, después de las elecciones del 2018. Su quinta “solución” es que “la comunidad internacional despierta y encuentra formas de sacarle la vuelta a la Casa Blanca y se libera de su dependencia de Estados Unidos”, y esta la considera necesaria y posible, aunque deja a Trump en la Presidencia.

Después se produce la amenaza de muerte abierta, formulada en términos hollywoodenses: “En ‘Juego de Tronos’, asesinan al rey demente (y el niño que pasa a ocupar su lugar no es nada mejor)”, escribe Brinkbaeumer. Objeta que “en la vida real, un niño inmaduro está sentado en el trono del país más importante del mundo” pero insiste en que la casta dominante tiene que ser implacable hasta sacar a Trump; “no pueden sucumbir al cansancio porque él es muy duro. Al final van a tener que enviarlo a su cuarto y regresarle el poder a los adultos”.