¿Está Alemania tratando de enfrentar a India contra China?

1 de junio de 2017

1 de junio de 2017 — La casta dominante en Berlín aparentemente ni tienen la capacidad ni la intención de ver las muestras de cambio que están ocurriendo rápidamente en la escala global. La delegación del gobierno alemán que recientemente estuvo en el Foro de la Franja y la Ruta, en Pekín, encabezada por Brigitte Zypries, ministra de Economía, fue algo menos que palabras vacuas de reconocimiento sobre la Nueva Ruta de la Seda.

Y ahora Martin Ney, embajador de Alemania en India, atacó abiertamente la estrategia China, y le dijo a los periodistas en Nueva Delhi el 3 de mayo, que la Franja y la Ruta “es muy distinta de la Ruta de la Seda antigua. No se trata de libre comercio, es una medida para aumentar el comercio de China”.

Ney dijo que el gobierno de Alemania simpatiza con la actitud de firmes reservas que tiene India para cooperar con China en la Nueva Ruta de la Seda, lo cual era ya un indicio de que las preocupaciones de defensa y estratégicas de India dominarían las pláticas del 29 de mayo en Berlín entre el primer ministro de India, Narendra Modi, y la Canciller de Alemania, Angela Merkel.

Aunque el programa de la reunión de consultas entre los gobiernos de Alemania e India que se llevó a cabo el 29 y 30 de mayo, tenía que ver completamente con economía a los ojos de India, los geopolíticos de Alemania y los medios de comunicación dominantes como el Frankfurter Allgemeine Zeitung, estuvieron impulsando la idea de que Alemania venda armas a India para alimentar sus capacidades de defensa contra el avance de China en el Pacífico y en el Océano Índico.

Todavía es una pregunta abierta si a India le parece realmente atractivo el precio de ese dudoso apoyo de Alemania en contra de China. Ney también señaló la falta de una Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea e India, y criticó a India por haber eliminado todos los tratados de inversiones que existían con los países europeos.

“India decidió cancelar toda una serie de tratados bilaterales de inversión con países individuales. El efecto de esto en las relaciones bilaterales no es bueno. Para las nuevas inversiones en India no hay reglas ni protección”, dijo Ney. Parece ser que para Ney, el hecho de que la industria india necesita de protección durante todo el período en el que desarrollarán su infraestructura nacional y economía productiva, como lo contempla el ambicioso “Plan de Modi”, no amerita ningún tipo de consideración.

Modi sí tiene una prioridad con Alemania; movilizar a la mediana industria alemana, la Mittelstand, para que ayude a desarrollar la economía de India.