El Laborismo del Reino Unido estrecha el margen electoral promoviendo un banco de infraestructura

2 de junio de 2017

1 de junio de 2017 — Las elecciones anticipadas a las que convocó la primera ministra Theresa May, se van a celebrar el 9 de junio. Aunque según las encuestas, todavía los tories (conservadores) tienen la ventaja, el margen se está estrechando, aunque de todas maneras las encuestas no son confiables. Ante esta situación, Jeremy Corbyn y su ministro de Hacienda a la sombra, John McDonell, están haciendo campaña con una plataforma de infraestructura que incluye un llamado a crear el Banco de Infraestructura de la Nación con 500 mil millones de libras. El banco incluiría financiamiento gubernamental y privado pero estaría bajo una gerencia privada con apoyo del gobierno.

McDonnell dijo el año pasado, cuando se anunció el plan por primera vez, que 350 mil millones provendrían del gobierno y el resto de la inversión privada en el banco. Propuso una red de bancos regionales, inspirados en el banco de desarrollo paraestatal de Alemania, Kreditanstalt fur Wiederaufbau, que dijo, podría rescatar a las comunidades británicas de la decadencia y reconstruir las industrias de Gran Bretaña después de años de abandono, según lo informó The Guardian del 18 de julio del 2016. El plan crearía 100,000 nuevos empleos, según dijo.

El programa se enfoca en la reconstrucción de los sistemas ferroviarios y de energía del Reino Unido mediante la renacionalización e inversiones.

“Al mitigar los riesgos y proporcionar un firme compromiso de financiamiento, respaldado por el gobierno, se atraería financiamiento privado que de otra forma se muestra receloso de financiar infraestructura en el Reino Unido” dijo.

Aparte de esto, el programa de los Laboristas propone darle marcha atrás a los recortes en las prestaciones sociales generales llevados a cabo por los gobiernos anteriores en los sectores de salud, pensiones y otros. En el capítulo sobre energía, pide sustituir paulatinamente el carbón y financiar los recursos renovables aunque también pide prohibir el fracking y favorece la energía nuclear. Fuentes en el Reino Unido indican que la prohibición del fracking podría hacer que ganaran muchos votos que de otra manera se irían a votar por los Verdes.