La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes emitió siete citatorios; cuatro sobre el “Rusiagate’; tres al NSA, la CIA y el FBI

2 de junio de 2017

2 de junio de 2017 — La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes emitió el 31 de mayo siete citatorios, informaron hoy Shane Harris y Byron Tau en el Wall Street Journal. Cuatro de los citatorios fueron expedidos para investigar las acusaciones de la influencia de Rusia en la elección de Trump, dos de ellos teniendo de blanco al asesor de Seguridad Nacional nominado por Trump, Michael Flynn y sus empresas, y dos más dirigidos al abogado personal de Trump, Michael Cohen y sus empresas.

Los otros tres citatorios están dirigidos a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en sus siglas en inglés), la CIA y el FBI, para exigirles den a conocer los motivos del “desenmascaramiento” (como se dice en la jerga de la CIA cuando se revelan los nombres que deberían ser secreto) de los nombres de los funcionarios de Trump en informes clasificados sin tachar, distribuidos por el gobierno de Obama.

Estos son los primeros citatorios emitidos en la “indagatoria sobre Rusia” hasta el momento. Los demócratas están presionando la investigación del “Rusiagate”, que es una investigación por separado de la de los republicanos, quienes están investigando desesperadamente el “desenmascaramiento” de los partidarios de Trump. Dado que las investigaciones se están considerando asuntos por separado, el Presidente de la Comisión de Inteligencia, Devin Nunes (republicano de California) firmó todos los siete citatorios, a pesar de haberse recusado, informa el WSJ. Los republicanos insisten en saber cómo es que los nombres de los funcionarios de la campaña de Trump que estaban en informes de inteligencia clasificados, informes elaborados con base a las intercepciones telefónicas de la comunidad de inteligencia, se hicieron públicos y cómo fue que la información clasificada sobre Trump se le entregó a los medios. Los citatorios más recientes al NSA, la CIA y el FBI solicitan información sobre cualquier solicitud que haya hecho la anterior directora del Consejo de Seguridad Nacional, Susan Rice, el ex director de la CIA, John Brennan y la ex embajadora de EU ante la ONU, Samantha Power (!) para que se revelaran los nombres.

El Wall Street Journal dedica un editorial completo a la ex embajadora ante la ONU, “Semantha Power desenmascarada”, donde se pregunta “¿Por qué habría de necesitar saber una diplomática los nombres de los funcionarios de Trump?”. Destaca que Obama “hizo un gran escándalo sobre sus reformas a los programas de vigilancia de Estados Unidos para ‘proteger la privacidad’ de los estadounidenses”, dice el Journal, “pronto habremos de saber cómo encaja esto con el desenmascaramiento de sus oponentes políticos hecho por su gobierno”.

El WSJ informa que la Comisión de Inteligencia del Senado va a escuchar testimonios pronto, posiblemente la próxima semana, del director despedido del FBI, James Comey sobre si el Presidente Trump le pidió que “dejara en paz” la investigación sobre el “Rusiagate”.