La Ruta de la Seda de China ofrece paz y desarrollo; Obama ofrecía solo la Ruta para la Guerra

3 de junio de 2017

3 de junio de 2017 — Con el titular “La Ruta de la Seda y la Ruta de la Guerra” el abogado argentino Darío Tropeano publicó un artículo de opinión en el portal electrónico Diario Rionegro el 27 de mayo, donde destaca las diferencias entre la perspectiva de paz y desarrollo de la Nueva Ruta de la Seda de China y la “ruta de la guerra” que buscaba el ex presidente estadounidense Barack Obama.

Tropeano detalla la multitud de proyectos de infraestructura y cooperación tanto de la Ruta de la Seda como de la Ruta de la Seda Marítima, que conectarían a Rusia, Asia, Asia Central, Europa etc., y se pregunta por qué Argentina no está haciendo nada al respecto. Responde que los medios de prensa controlados no quieren que la población sepa sobre “una alternativa a la globalización occidental que concentró la riqueza de una forma sin precedentes y destruyó docenas de Estados nacionales”.

El Presidente chino Xi Jinping dijo en la cumbre del Foro de la Franja y la Ruta el 14 y 15 de mayo en Pekín que este “proyecto multilateral está dirigido a llevar la paz, la armonía y la felicidad a las poblaciones de Eurasia” destaca Tropeano, y agrega que la mayoría de las naciones occidentales, con algunas excepciones, han rechazado la Iniciativa de la Franja y la Ruta. El laureado con el Premio Nobel de la Paz, Barack Obama, mientras tanto, usó sus dos períodos en el cargo arrojando bombas (78,000 para ser precisos) e “invadiendo, ya sea directa o indirectamente, siete naciones”. Concluyó que la mayor presencia internacional de China la vuelve efectivamente en la principal potencia económica en el mundo y hace un llamado para “cambiar las guerras y la muerte creadas artificialmente por el comercio y el desarrollo”, como lo propone China.