El rol de Putin en el FEISP: se afianza el nuevo paradigma

3 de junio de 2017

3 de junio de 2017 — El segundo día del 21ro Foro Económico Internacional de San Petersburgo (FEISP) fue toda una brillante manifestación de que el nuevo paradigma, el nuevo orden económico mundial, se ha consolidad más todavía. Helga Zepp LaRouche, que participó en el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional en Pekín, hace dos semanas, señaló que estos dos eventos internacionales demuestran que el impulso para un nuevo orden en los asuntos mundiales es ya casi imparable, pero que se tienen que hacer todos los esfuerzos para hacer que Estados Unidos participe plenamente en la alianza del proceso de la Nueva Ruta de la Seda.

Asisten al FEISP 8,000 personas de todo el mundo. Algunos informes señalan que hay unos 1,000 chinos participando.

Sobre la rusofobia en occidente

En la reunión con los jefes de las agencias de prensa internacionales, le pidió el director general de TASS, Sergei Mikhailov, al Presidente Putin que comentase sobre la rusofobia que existe en occidente. Mikhailov señaló que a veces esa rusofobia es cómica (dijo que los países bálticos “han empezado a sospechar que el popular personaje de caricaturas infantiles, Masha i Medved se podría utilizar como guerra híbrida”, luego de que Putin se reunión con los creadores de los personajes de caricatura), pero agrego que “el exceso de este tipo de cosas ya no provoca una sonrisa... e incluso se llega a convertir en una amenaza a la estabilidad del mundo”.

Putin señaló que la rusofobia “en algunos países, simplemente se han salido de todo límite”. Dijo que ello era causado por el hecho de que a los “monopolistas” no les gusta ver “el surgimiento de un mundo multipolar”, lo que cual en parte “se debe a los esfuerzos de Rusia para defender sus intereses, para sus legítimos intereses”, y tratan de “contener a Rusia y de limitar su deseo legítimo de proteger sus intereses nacionales. Eso lo hacen por medio de todo tipo de acciones y medidas que están fuera del marco del derecho internacional, tal como las restricciones económicas. Ahora han visto que esto no ha funcionado y no ha dado resultados. Esto les irrita y les lleva a utilizar otros métodos para proseguir sus objetivos y los tienta a correr más riesgos. Pero nosotros no hacemos caso de esos intentos, ni ofrecemos pretextos para actuar. Así que tienen que inventar pretextos sacados de la nada”.

Dijo que era optimista en cuanto a que eso no duraría mucho, ya que hay “un cambio muy claro en la situación”, en tanto que la gente reconoce que es “contraproducente y dañino para todos”.

El cerco militar de occidente a Rusia es sumamente grave

El jefe de la agencia japonesa Kyodo News preguntó sobre la militarización de las Islas Kuril, y el Presidente Putin criticó duramente la enorme concentración militar que están llevando a cabo alrededor de las fronteras de Rusia, tanto en Europa como en Asia, en especial con los sistemas de defensa contra misiles, y señaló que ni la prensa de occidente y ni los gobiernos no hablan para nada de las inquietudes de Rusia y ni siquiera las considera. En consecuencia, se ha generado una nueva carrera armamentista.

“Primero, con relación a la concentración militar en el Lejano Oriente ruso y en las islas en particular”, dijo Putin, “eso no fue una iniciativa de Rusia. Lo mismo es el caso de la situación en Europa. Las bases de la OTAN se acerca cada vez más a nuestras fronteras occidentales, la infraestructura se acerca sigilosamente cada ves más y se acumulan los contingentes militares. ¿Qué debemos hacer en esta situación? ¿Hemos de observar y no hacer nada¡ No, no podemos y no lo vamos a hacer. Estamos tomando las medidas de respuesta apropiadas.

“Lo mismo sucede en el oriente. Un portaviones zarpó hacia la región, luego llegó otro portaviones de Estados Unidos, y hay informes de que hay un tercero que se aproxima a la región. Esto no es el fin del mundo; los portaviones llegan y se van, pero se están instalando componentes de un sistema de defensa contra misiles también, y esto es una gran preocupación, de lo cual hemos hablando durante la última década, porque eso destruye el equilibrio estratégico en el mundo”.

Señaló que la excusa en Europa había sido la supuesta amenaza desde Irán, pero cuando se resolvió la situación de Irán, los sistemas de defensa antimisiles (BMD, por sus siglas en inglés) se ampliaron más en vez de ser retirados. “Por supuesto, se pueden referir a la amenaza de los misiles nucleares norcoreanos, del mismo modo que sucedió en el caso de Irán. Pero yo no creo que en realidad se trate de Corea del Norte. Si Pyongyang anunciará mañana que abandonará las pruebas nucleares y su programa de armas nucleares, Estados Unidos seguiría instalando sus sistemas BMD bajo algún otro pretexto o sin ningún pretexto en absoluto, como lo hace en Europa ahora. En definitiva, debemos de tener esto en mente”.

Al público presente, que se componía de los servicios de prensa más prominentes del mundo, les dijo: “Ustedes son todos adultos experimentados con décadas de trabajo en el campo de las noticias, pero ustedes se mantienen en silencio con relación a estas cuestiones. El mundo sigue callado como si nada estuviera pasando... Lo que está sucediendo es un proceso muy grave y muy preocupante... Es una nueva ronda de la carrera armamentista exactamente”.

Sobre Trump

A una pregunta relacionada, Putin dijo a los jefes de las agencias de prensa que Donald Trump es “un hombre directo y franco. No pertenece al tipo tradicional de políticos... Él ve las cosas de manera renovada, independientemente si le gusta o no a ciertas personas. Muy a menudo esto produce ciertos beneficios”, según la reseña de TASS.

“En cuanto a la amistad que se rumora entre nosotros, ¿cómo puede uno tener relaciones amistosas con una persona con la que ni se ha reunido todavía?”, dijo Putin. Señaló que apreciaba obviamente la promesa de Trump durante su campaña presidencial de tomar medidas para normalizar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y de llevarlas a un nivel “que satisfaga los intereses de ambos países”. Pero, dijo, “la lucha política interna que hay en Estados Unidos no permite construir relaciones en muchos lados”.

A la pregunta de cual consejo le daría a Trump, Putin respondió que “un hombre como Trump no necesita consejos, en especial cuando se trata de asuntos políticos internos. En términos generales, siempre es contraproducente tratar de pontificar con los homólogos... Me gustaría establecer un diálogo constructivo sobre la base de los intereses nacionales de nuestros países y con la debida consideración a esos intereses. Yo creo que es posible lograr eso junto con el actual Presidente. Qué vaya a pasar en la realidad, eso no lo sé”.

Chistes sobre la política de Trump sobre el cambio climático

Megyn Kelly, de la NBC (quien moderó el panel con varios jefes de Estado en el FEISP) le preguntó qué opinaba de la decisión de Trump de retira a Estados Unidos del Acuerdo de París, y bromeó que “nosotros no sentimos aquí que la temperatura este aumentando. Por cierto, se lo debemos agradecer al Presidente Trump. En Moscú nevó y llovió en San Petersburgo hoy, y está haciendo demasiado frío. Ahora le podemos echar la culpa a él y al imperialismo estadounidense de todo. Es culpa suya”. Y ante la risa del público, Putin agregó: “Pero nosotros no lo vamos a hacer”.

Kelly cito a varias fuentes europeas que criticaron la decisión de Trump, pero Putin respondió: “Yo no soy un dirigente europeo, o al menos ellos creen eso”. Dijo que Rusia tiene su propia opinión (recuérdese que la Academia de Ciencias Rusa ha protestado públicamente porque la ONU y los países occidentales han ignorado los datos sustanciales elaborados en Rusia sobre las verdaderas causas de los cambios en el clima).

“Por cierto”, le preguntó Putin a Kelly, “¿has leído el texto de este Acuerdo de París?”. Y ella dijo que “no, no lo he leído”. Según la reseña de TASS, Putin tuvo que señalarle los puntos esenciales del documento.

Consíganle una píldora contra la histeria a los estadounidenses

Megyn Kelly, de la NBC, le preguntó también a Putin sobre la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones de Estados Unidos a través de reuniones con el personal de Trump. Aquí, el Presidente Putin tumbó la casa.

“Se trata de algún tipo de histeria”, dijo “¡simplemente no hay manera de detenerla!. ¿Necesitan algún tipo de medicina? ¿Alguien aquí tiene una píldora? Denles una píldora, en serio!”, le pidió Putin al público.

Luego le aseguró al público que no había ningún acuerdo entre el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak, y los funcionarios de Trump. “Mi respuesta es no”. Ningún acuerdo. Ni siquiera hemos tenido tiempo para comenzar ninguna negociación”, dijo. En cuanto a las supuestas reuniones impropias de Kislyak con ciudadanos estadounidenses, dijo: “¡Esas son tonterías! No me imagino de donde viene esa gene que circula esa información. Bueno, es un desastre total. ¿Se reunió con alguien el embajador? ¿Y que se supone que debe hacer una embajador? Ese es su trabajo y así es como se gana la vida. Se supone que tenga reuniones, que discuta sobre los asuntos corrientes y que haga acuerdos.

“¿Han perdido la cabeza acaso? ¡Eso es el servicio diplomático! Vi que Trump despidió a su asesor porque éste había estado negociando algo con alguien”, señaló. “Yo les diría esto: yo no supe nada de eso. ¿Con quién se reunieron? ¿De qué hablaron? Nada en absoluto, cero”.