Autor de libro sobre RFK: Sus canales diplomáticos extraoficiales salvaron las vidas de todos nosotros

5 de junio de 2017

5 de junio de 2017 — En medio de la histeria macarthista caricaturesca de los medios liberales y figuras políticas en torno a cualquier tipo de contacto de cualquier asociado a Trump con los rusos, el autor de un libro nuevo sobre Robert F. Kennedy, escribió en la página editorial del Washington Post del domingo que, “bien pudiéramos deberle la vida a un canal extraoficial con Rusia”.

El canal extraoficial del que habla Evan Thomas, autor de Robert Kennedy: His Life Robert Kennedy: su vida es aquel famoso individuo que llevó a la resolución de la Crisis de los Misiles Cubanos en 1962, que había llevado al mundo al borde de una guerra termonuclear.

Lo nuevo que encontró Thomas, más allá de lo que todo estadounidense informado ya sabía, es interesante. Encuentra similitudes entre el Presidente John F. Kennedy y el Presidente Donald Trump, en el sentido de que Kennedy convirtió a su hermano en un miembro clave del gabinete —que muchos consideraron había sido una “decisión prepotente”— y le encargó misiones extremadamente delicadas, entre ellas, por ejemplo, operaciones encubiertas en contra de Fidel Castro de Cuba. Y que Robert Kennedy en 1961, inmediatamente después de la toma de posesión, aceptó una reunión sin vacilaciones con un espía soviético, el coronel de la GRU, Georgi Bolshakov. En una serie de reuniones con Bolshakov, Robert Kennedy reveló las conclusiones de informes estadounidenses delicados sobre el equilibrio de poder militar entre las superpotencias. El Presidente Kennedy le dijo específicamente a Robert Kennedy que, al realizar estas negociaciones, le sacara la vuelta a la burocracia del Departamento de Estado.

En 1993, los historiadores encontraron el cable que Bolshakov había enviado a Moscú el 23 de octubre de 1962: “R. Kennedy y su círculo consideran que es posible discutir el siguiente intercambio: Estados Unidos liquidaría sus bases de misiles en Turquía e Italia y a cambio la URSS haría lo mismo en Cuba”. Esto le puso fin a la Crisis de los Misiles Cubanos cuatro días después, en una reunión entre Robert F. Kennedy y el embajador soviético, Anatoly Dobrynin.

Thomas concluye su artículo preguntándose hasta dónde Henry Kissinger, el de los canales extraoficiales con China en 1972-73, le está aconsejando hoy a Jared Kushner.